Los vecinos, contra Calvo y los insectos. | T. Ayuga

2

Más de 200 vecinos y agricultores del distrito de Sant Jordi se manifestaron ayer en la rotonda de Ca'n Prunes para exigir al Ajuntament de Palma y a todas las instituciones que busquen soluciones inmediatas a la plaga de mosquitos que afecta a la zona del Pla de Sant Jordi desde hace años y que, esta primavera, se ha recrudecido, aseguran los vecinos, «hasta hacerse verdaderamente insoportable».
Soluciones
Al grito de «Calvo, ni agua ni mosquitos» o «Impuestos=soluciones», el vicepresidente de la asociación de Agricultores y Ganaderos de la Part Forana, Antoni Llabrés, pidió a todas las instituciones que «planeen soluciones conjuntas que pasan por un plan hidrológico que erradique de una vez por todas» la plaga de mosquitos que afecta a los agricultores y ganaderos, como a los casi 15.000 vecinos que viven en es Pil·larí, S'Aranjassa, Son Ferriol, Sant Jordi y Sa Casa Blanca. Aseguró, además, que las concentraciones se seguirán realizando si no ven una respuesta de las instituciones.