1

Las operaciones inmobiliarias más osadas de los últimos años realizadas por Vicenç Grande han quedado rescindidas por orden judicial, unas rescisorias que han permitido recuperar alrededor de 40 millones de euros.
La dinámica del Grup Drac consistía en adquirir inmuebles con la expectativa de que, con los años, su valor se iría incrementando de una manera casi exponencial. Esta práctica se utilizó tanto en la adquisición de fincas urbanas como rústicas. Ahora, mediante la correspondiente autorización dictada por el Juzgado de los Mercantil número 1, la mayoría de estas operaciones han sido anuladas, de modo que los vendedores han tenido que devolver el importe de las compraventas y recuperar los inmuebles.
Ca n'Oleza
Una de las fincas más emblemáticas que había adquirido Vicenç Grande era el palacio de Ca n'Oleza, en el año 2007. Esta operación ha quedado anulada, al igual que el solar que adquirió a la aseguradora Mapfre en el polígono de Llevant e integrado en la fachada marítima de Palma.
Sólo con estas dos decisiones, el juez Víctor Fernandez ha posibilitado a los administradores concursales -Raimundo Zaforteza, Jorge Sainz de Baranda y Salvador Fronés- recuperar alrededor de 30 millones de euros.
En la misma línea se ha dado marcha atrás a distintas operaciones ya cerrada, como la adquisición de diversas fincas en la província de Guadalajara y también otras relacionadas con la expansión de la cadena de supermercados Mercadona en Balears.