23

El veterano abogado mallorquín Rafael Perera aseguró ayer que el ex presidente de Baleares Jaume Matas actuó «en todo momento con corrección y sin haber incidido en ninguno de los delitos que se le imputan» en relación al caso Palma Arena.

Tras cinco meses de espera, el ex mandatario autonómico y del PP balear podrá mañana dar su versión de los hechos sobre este asunto donde la Justicia investiga el aumento del coste en la construcción del velódromo Palma Arena en la pasada legislatura, el incremento de su patrimonio y la financiación del PP.

Perera y el también abogado defensor Manuel Ollé han pasado todo el fin de semana en Madrid con Matas preparando esta declaración judicial con el «deseo» y «propósito» del ex presidente de «colaborar» con la Justicia y «aclarar los hechos».

Minutos antes de trasladarse esta tarde a Palma, Perera ha recordado que su defendido ha solicitado comparecer ante el juez desde hace un año, al tiempo que ha comentado que es «infrecuente» que la citación del juzgado se formalizara hace cinco meses.

Legalidad

«Mantengo que el señor Matas, según su versión, ha actuado con arreglo a la legalidad», ha insistido el letrado, que ha precisado que ni su defendido ni el juez tienen en cuenta las informaciones publicadas en los medios sobre este caso.

En opinión de Perera, el proceso judicial no es un «proceso mediático», entre otras razones porque se han publicado informaciones «incorrectas, no ajustadas a la verdad» o incluso «deformadas».

El juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, le imputa a Matas delitos de prevaricación, cohecho, malversación, apropiación indebida, falsedad documental, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, delito fiscal y electoral.

El estado de ánimo del ex mandatario balear es «totalmente normal» y está «deseando comparecer», ha subrayado Perera, quien afronta a sus 81 años su papel de «codefensor» en «plenitud de forma», con «profesionalidad» y con la intención de colaborar con la Justicia.

El titular del Juzgado 3 de Palma ha citado al ex presidente del PP regional a las 09.00 horas de la mañana del martes en los Juzgados de Vía Alemania de la capital balear, donde tendrá lugar una de las declaraciones judiciales más importantes de la historia democrática de Baleares.

A Matas le acompañarán como imputados en la causa, su esposa, Maite Areal; su cuñado, Fernando Areal, y el ex presidente de Gesa-Endesa, Bartomeu Reus, quien supuestamente es el testaferro del ex presidente en la compra de un piso en el barrio de Salamanca de Madrid que también fue registrado