Previous Next
18

La policía ha detenido a otro ex conseller de Turisme de Baleares, Francisco Buils (UM), a un conocido empresario balear de la comunicación, Jacinto Farrús, y a otras dos personas en una nueva fase de la «operación Voltor», contra una trama de corrupción política.

Los detenidos han sido acusados de delitos de malversación de fondos públicos y fraude, informaron fuentes policialesAdemás de Buils y Farrús, han sido también arrestados por la policía dos empresarios por su presunta participación en los hechos.

Según fuentes policiales,los cuatro detenidos pasarán, «como mínimo», esta noche en los calabozos de la Policía Nacional, ya que, de momento, no está previsto que pasen a disposición judicial.

Aún se desconoce si los cuatro arrestados por agentes del Grupo de Delincuencia Económica y Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de la Policía Judicial agotarán el plazo máximo de 72 horas en el que una persona puede permanecer en los calabozos de la Policía a la espera de pasar a disposición judicial.

Un nuevo conseller de Turisme detenido

Francisco Buils fue conseller de turismo en el año 2007 y fue sustituido por Miquel Nadal, también detenido en este caso de supuesta corrupción. Además, ha tenido otros cargos de responsabilidad política en otras instituciones de Mallorca.

Se da la particularidad de que Buils ya había anunciado el pasado mes de diciembre, con motivo de las operaciones anticorrupción habidas en el archipiélago, que él era «susceptible de ser el siguiente» en que le imputaran. En una rueda de prensa que ofreció como secretario de Relaciones Externas de Unió Mallorquina, Buils afirmó que había sido gestor durante «muchos años» en los cuales había firmado «miles de expedientes», por lo que se consideró «susceptible de ser el siguiente» con «la dinámica que ha cogido la Fiscalía». Sin embargo, Buils añadió: «A lo que no estoy dispuesto es a ser culpable antes de que un juez me haya condenado».

Por su parte, el empresario "Sinto" Farrús es el propietario de la televisión insular Canal 4 y tiene la concesión de los servicios informativos de IB3, la televisión autonómica de las Islas Baleares.

La sede central de su empresa, SBT, se encuentra en Parc Bit, a las afueras de Palma, está siendo registrada durante todo el día de hoy por la policía, que al principio no permitió la entrada ni salida del edificio de los trabajadores. Los servicios informativos de la radiotelevisión pública balear, IB3, trabajan con normalidad, pese a los registros que la policía judicial está llevando a cabo.

Operación Voltor

La detención hoy del ex conseller de Turisme de Baleares Francisco Buils, junto a otras tres personas, se suma a la de otros seis ex altos cargos de Unió Mallorquina (UM) arrestados el pasado mes de febrero en la operación Voltor y que están imputados en este caso.

La operación Voltor (buitre en mallorquín) investiga una supuesta trama de corrupción en empresas públicas del Gobern balear, principalmente en el Instituto de Estrategia Turística (Inestur), y hasta el momento se ha saldado con veinte detenciones.

El 3 de febrero fueron arrestadas tres personas, entre ellas el director general de Calidad Ambiental del Govern, Antoni Oliver, miembro de UM.

En los dos días siguientes hubo trece detenciones más, incluidas las de Joan Sastre, director general de Promoción Turística: Miquel Nadal, ex conseller de Turisme del Govern balear, concejal del Ayuntamiento de Palma y ex presidente de UM hasta junio de 2009; y Miquel Angel Flaquer, presidente de UM hasta diciembre de 2009.

Entre los detenidos también estaban Alvaro Llompart, contable de UM; y Antonio Rebassa, responsable del área de Inversiones del Instituto de Estrategia Turística (Inestur) y también miembro de UM.

El 5 de febrero, tras conocer las últimas detenciones, el presidente balear, Francesc Antich, rompió el pacto de gobierno con UM y destituyó a los tres consellers de esta formación. También fueron cesados los miembros de UM en los gobiernos del Consell de Mallorca y el Ayuntamiento de Palma.

El 6 de febrero el juez de guardia Enrique Morell, titular del juzgado número 9 de Palma, decretó prisión eludible bajo fianza de 100.000 euros para Miquel Nadal, Miquel Angel Flaquer, Antoni Oliver y Joan Sastre.

Además, impuso una fianza de 75.000 euros a Alvaro Llompart y dejó en libertad con orden de comparecer cada quince días a Antoni Rebassa.

Nadal fue imputado por los delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación administrativa; Miguel Angel Flaquer por malversación de caudales públicos y fraude a la administración.

A Oliver se le atribuyeron los delitos de fraude a la administración, malversación de caudales públicos, un delito continuado de prevaricación administrativa, coacciones y cohecho.

Sastre fue imputado por fraude a la administración, malversación de caudales públicos y un delito continuado de prevaricación administrativa; y Llompart por los delitos de fraude a la administración y malversación.

El 9 de febrero todos ellos pagaron la fianza y salieron en libertad.

Diez días después el Consell de Govern aprobó que la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares se persone en las diligencias previas abiertas por el juzgado número 10 de Palma para investigar este caso.

El 2 de marzo la juez de instrucción número 10 de Palma, Carmen Abrines, prorrogó un mes el secreto del sumario.