0

El enlace de la vía de cintura con la carretera de Puigpunyent y Can Valero permanecerá cerrado al tráfico en torno a mes y medio más, según las estimaciones del nuevo director insular de Carreteres, Ernesto Santamaría. Las obras de reconstrucción del muro de contención son complicadas de ejecutar por la escasa disponibilidad de espacio, justo a la salida del enlace.
Como se recordará, el muro se desplomó en enero pasado de forma natural y sin causar ningún incidente, pese al constante tráfico que registra este enlace de la vía de cintura. Las primeras estimaciones apuntaron a que las persistentes lluvias reblandecieron el terreno y el peso de la tierra mojada acabó derrumbando el muro de hormigón.
Reparaciones
«Es una obra delicada. Las reparaciones a veces son más complejas que la obra nueva. El tipo de terreno también complica la actuación», destacó Santamaría.
En la obra se están realizando apeos y apuntalamientos para sostener el terreno hasta que concluya la obra de forma definitiva en un plazo estimado de mes y medio, aunque podría variar según el desarrollo de las obras. Este enlace de la vía de cintura desemboca en la rotonda que da acceso al polígono de Can Valero, a la carretera de Puigpunyent, al cementerio y al centro de Ciutat. Los usuarios habituales de este enlace han debido modificar sus rutas habituales de acceso a estos puntos. El Consell, a través de los paneles, informa permanentemente del cierre de este enlace.
En Mallorca, en estos momentos hay cinco vías cerradas por obras: el citado enlace, la carretera Andratx-Estellencs, el túnel de Sóller por las noches, la vía Porreres-Llucmajor y la carretera de Bunyola desde Festival Park.