Josep Melià, en el Parlament. | Jaume Morey

13

El presidente de Unió Mallorquina, Josep Melia, y los portavoces de los grupos parlamentarios del PSIB y el Bloc per Mallorca, Antoni Diéguez y Biel Barceló, han asegurado hoy que el pacto para elegir la nueva Mesa del Parlament ha sido «un acuerdo puntual» y no una recomposición del pacto de gobierno.

En declaraciones realizadas en los pasillos del Parlament, el presidente de UM ha subrayado que socialistas, Bloc y UM han alcanzado «un acuerdo puntual para la recomposición de la Mesa del Parlament, pero Unió Mallorquina continúa en la oposición y continuará desempeñando este papel».

«Creemos que la solución a la que se ha llegado es la más satisfactoria y supone reflejar la realidad de la Cámara», ha declarado Melia.

En su opinión, el acuerdo para que Aina Rado (PSIB) sea presidenta del Parlament e Isabel Alemany (UM) vicepresidenta primera, refleja la voluntad del partido regionalista de ejercer «una oposición responsable».

«La mesa del Parlament debe reflejar la mayoría existente en la Cámara y no que el PP tenga la mayoría absoluta», ha dicho Melia.

El líder de UM ha justificado haber pactado con los partidos que expulsaron a la formación del pacto el pasado 5 de febrero en el hecho de que UM siempre ha sido «un partido dialogante capaz de llegar a acuerdos».

Melia ha señalado que dicha capacidad de acuerdo queda patente también en el acercamiento pactado entre PSIB, Bloc y UM en relación al proyecto de ley de servicio público, sobre el que ha dicho que existe «un punto de acuerdo bastante aproximado».

Preguntado acerca de su posición ante la eventual presentación de una moción de censura por parte del PP, Melia ha insistido en que el escenario a corto plazo que se plantea UM se centra en que el Govern está en minoría, por lo que debe «hablar e intentar obtener el apoyo de otros grupos parlamentarios» para sacar proyectos adelante.

El portavoz del grupo parlamentario Bloc per Mallorca y PSM-Verds, Biel Barceló, ha manifestado su «satisfacción por el acuerdo alcanzado» y ha subrayado que el objetivo de dicho pacto era «que no hubiera una mayoría del PP» en la Mesa del Parlament.

Barceló ha insistido en que el acuerdo con UM «únicamente esta circunscrito a la Mesa del Parlament», es ajeno a la ruptura del pacto de gobernabilidad el pasado 5 de febrero y por tanto «es perfectamente entendible, coherente y normal».