0

Uno de cada diez donantes de órganos de Baleares en la última década ha procedido de clínicas privadas, ya que de los 467 donantes generados entre 1998 y 2009 en las Islas, 52 provienen de la red sanitaria privada.

Estos datos los ha dado a conocer hoy el conseller Salud y Consumo, Vicenc Thomas, en la inauguración de las VIII Jornadas de Coordinación de Trasplantes, dónde ha destacado el compromiso «vital» de los profesionales, según ha informado la Conselleria en un comunicado.

De los 52 donantes detectados en clínicas privadas, 16 procedían de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario; 15 de la Clínica Juaneda; 11 de la Femenia; 7 de la Policlínica Miramar; 5 de la Clínica Rotger; 4 de la Clínica PalmaPlanas y 2 del Hospital de Muro.

Tras la detección, todos los donantes fueron trasladados a los centros extractores de referencia que son los Hospitales Son Dureta y Can Misses en Ibiza.

Las VIII Jornadas de Coordinación de Trasplantes de las Islas Baleares han congregado además de un centenar de especialistas interesados en los procesos de detección, extracción y trasplantes de órganos y tejidos.

Thomas ha recordado que en 2009 se contabilizaron 36 donantes en los hospitales públicos y privados de las Islas, que permitieron la extracción de 119 órganos.

El conseller ha destacado que la alta tasa de donación de órganos y tejidos que tiene España en general y las Islas Baleares en particular (32,7 por millón de habitantes) se deriva de un modelo organizativo que tiene su base en los coordinadores de trasplantes que están en todos los hospitales y se dedican, de forma específica, a la detección de posibles donantes.

Ha resaltado que Baleares es un referente para el resto del estado en cuanto a su relación con las clínicas privadas en todo el dispositivo que permite la donación de órganos y tejidos, ya que los profesionales sanitarios de centros públicos y privados se apoyan en una red dirigida por la Coordinación Autonómica de Trasplantes.

Thomas ha señalado que aunque aumentar la tasa de donación es complicado, siempre es posible identificar elementos de mejora, y ha indicado que, actualmente, hay información relacionada con el potencial de generación de donantes que tienen los centros públicos, que es en turno al 6 por ciento de las muertes en las unidades de críticos, pero se desconoce el que pueden tener los centros privados.

Entre las líneas de actuación que desarrolla la Coordinación Autonómica de Trasplantes destaca un estudio, pionero en España, respecto de la capacidad de donación de los centros sanitarios privados, que ha recibido todo el apoyo de las clínicas privadas de la comunidad.

Otro ámbito de acción persigue potenciar la detección de los pacientes en muerte encefálica, que cuenta con la colaboración, fundamentalmente, de las unidades de ictus y de los servicios de urgencias.

Finalmente, desde el año pasado, el Hospital Universitario Son Dureta cuenta con autorización para realizar trasplantes renales de donantes vivos.