El Consell ha servido para que se reitere el apoyo a Melià. | Pere Bota

14

El Consell Polític de UM no se planteará de momento apoyar ninguna moción de censura, pero el ambiente que se respira en las filas nacionalistas es muy hostil hacia el president del Govern, Francesc Antich. «El PSOE quiere eliminar a UM de la vida política. Antich es el único responsable de la actual inestabilidad política», repitieron los distintos integrantes del Consell Polític en la reunión convocada por el presidente de la formación nacionalista, Josep Melià, tras la ruptura del pacto de gobierno.
La consigna ahora es de mantener la calma, pero nadie en UM olvida que el pasado 5 de febrero fueron expulsados de los distintos gobiernos en los que participaban. «Antich no puede ir en contra de UM y luego pedirnos que le apoyemos», señalaba anoche Cati Julve, portavoz de la formación nacionalista.
No parece que UM esté por la labor de apoyar al Govern lo que resta de legislatura, tal y como han pedido en los últimos días dirigentes socialistas. Como han repetido durante las últimas semanas, los nacionalistas harán una oposición seria, constructiva, y están dispuestos a hablar con el PP, pero en su momento, no ahora. Si el PP decidiese presentar una moción de censura, UM no descarta apoyarla, pero quieren dejar que pase un poco de tiempo, sobre todo que se celebre el congreso de los populares del 6 de marzo.
En cualquier caso, UM sólo aceptará pactar con Antich programas con contenido político. Si las propuestas del PSOE sirven para solucionar la crisis económica, UM está por la labor de dar su apoyo, pero del resto de iniciativas los nacionalistas no están muy por la labor de dar ninguna carta blanca a Antich para que termine plácidamente la legislatura.
Durante la reunión del Consell Polític lamentaron que la ministra Beatriz Corredor arremetiese contra UM en su pasada visita. Desde las filas nacionalistas creen que a partir de ahora serán víctimas de una campaña de acoso y derribo, que serán acusados de corruptos por los que hasta hace poco eran sus socios. «Lo increíble es que el PSOE no cuestionen los pactos que tienen con UM en 18 municipios de Mallorca», señaló Julve.
Palma
El Consell Polític no tiene constancia de que haya habido contactos en UM Palma para intentar apoyar una moción de censura en contra de Aina Calvo. Si se han producido negociaciones, la cúpula todavía no está al corriente, pero tampoco descartan apoyar a un alcalde del PP para que termine la legislatura. Si se produjese esta circunstancia, UM podría incluso seguir en la oposición y ser decisiva con sus votos.