Agentes de la policía cargan unas cajas en un momento del registro realizado ayer en la sede del Consorci d'Informàtica. | A. Sepúlveda

6

El segundo día desde el inicio de la 'operación Voltor', abierta por la Fiscalía Anticorrupción y el Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional para investigar una supuesta trama de corrupción en la adjudicación de contratos a través del Instituto de Esttrategia Turística (Inestur), continuó ayer con más detenciones y registros.

Ésta es la primera causa de presunta corrupción que se destapa en la presente legislatura (2007-2011) y que afecta directamente a uno de los partidos que integran el Pacto del Ejecutivo autonómico presidido por el PSIB-PSOE, y del que también forman parte UM y Bloc.

Por la mañana, fueron detenidos el director general de Promoción Turística del Govern, Joan Sastre, y la cúpula de Inestur, los directores de Àrea Lluisa Tortella, Antoni Rebassa, y el responsable de la Unidad Económica Administrativa de ese departamento de la Conselleria de Turisme, Àlvaro Llompart. A ellos se les une las personas que fueron trasladadas a los calabozos el pasado miércoles, entre ellos, el ex gerente de Inestur y director general de Calidad Ambiental, Antoni Oliver. En total, la policía ha realizado trece detenciones en dos días. Esas actuaciones fueron complementadas con más registros en la sede de Inestur, en el Parc Bit, y en el Consorci d'Informàtica Local de Mallorca, situado en la calle General Riera de Palma, entidad que dispone de un presupuesto de 25 millones de euros anuales, y definida como «un órgano de soporte a la Administración local». Ayer mismo, el Consell de Mallorca comunicó que delegaba en Catalina Julve, consellera del Departamento de Medi Ambient, las funciones de representación de esa entidad en el Consorci.

Sumario secreto

En la 'operación Voltor', coordinada por los fiscales anticorrupción Juan Carrau y Miguel Àngel Subirán, participan decenas de agentes y funcionarios del Juzgado de Instrucción 10 de Palma, encargado de una investigación que la juez Carmen Abrines ha declarado secreta.

Los agentes buscan documentación e información en soporte informático que apoye los indicios incriminatorios contra los imputados, en una supuesta trama de adjudicación de contratos públicos. Sastre fue detenido en la sede de Inestur pasadas las 11.30 horas de la mañana, ya que en su calidad de director general de Promoción Turística se había desplazado al Inestur a primera hora, acompañando al conseller de Turisme, Miquel Ferrer, con el fin de tranquilizar los ánimos a los técnicos y trabajadores del Inestur y de sus empresas fialiales (CITITB, IQT e IMET). El conseller abandonó la sede de Inestur a las 10.00 horas, ya que tenía un acto oficial en la Platja de Palma con el presidente del Govern, Francesc Antich, pero Sastre decidió estar más tiempo hablando con los trabajadores.

Intervalo

En este intervalo, varios miembros del Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional se habían desplazado a la Conselleria de Turisme para detener a Joan Sastre, pero allí se les indica que se encontraba en Inestur. El director general de Promoción Turística, que ya había abandonado la sede de la empresa pública, tuvo que regresar de nuevo al Inestur para esperar la llegada de la policía, donde fue detenido. Los detenidos fueron trasladados a la sede de la Policía Nacional a la espera de que, ya por la tarde, los fiscales y agentes especializados iniciaron los interrogatorios. La mayoría de las preguntas estuvieron encaminadas a conocer los procedimientos utilizados en la convocatorias de concursos y su posterior adjudicación. Dos de ellas, defendidas por la letrada Isabel Fluxá, quedaron anoche en libertad. El delegado de la Agencia Tributaria, Raúl Burillo, también estuvo en Jefatura colaborando en la investigación de la 'operación Voltor' durante la tarde de ayer.