0

La urbanización de la reserva estratégica de suelo de Son Bordoy (es Molinar), en la que se construirán 846 viviendas (380 libres y 460 tasadas) con una capacidad para 2.500 personas, tendrá un periodo de ejecución de entre cuatro y seis años, según informó ayer el director general d´Arquitectura, Casimir Godia, en base a las previsiones del promotor, Haras Gestión del Suelo, propiedad del empresario Martí Gual.
Como se recordará, el Consell de Govern aprobó recientemente las normas subsidiarias provisionales de tres de las siete reservas estratégicas de suelo para la construcción de viviendas protegidas, derivadas de la Ley Carbonero, concretamente las de Son Bordoy, Magalluf y Son Servera.
Una vez finalizado el plazo de alegaciones, la Conselleria d´Habitatge está a la espera de recibir el informe favorable vinculante del Ajuntament de Palma -el Consell ya ha emitido el suyo- para la aprobación definitiva de las normas subsidiarias y la posterior apertura de un plazo de cinco meses para la presentación del proyecto de urbanización y reparcelación, cuya ejecución podría iniciarse de forma simultánea a la edificación.
Respecto a las críticas acerca de que el promotor disponga de una superficie de 20.000 metros de uso comercial en Son Bordoy, Godia afirmó que el Plan Parcial aprobado por la ex alcaldesa de Palma, Catalina Cirer, preveía una superficie de hasta 38.000 metros de uso comercial en la zona, que el promotor redujo cuando presentó el solar al concurso de reservas estratégicas suelo del Govern.