0

La asistencia sanitaria prestada por la sanidad pública de las Islas a la población extranjera turista, desplazados temporalmente a las Islas, por parte del Servei Balear de Salut (IB-Salut) ascendió, en 2007, según la facturación de la que dispone la Direcció General de Planificació i Finançament de la Conselleria de Salut a 5.061.417,17 euros.

Así lo ha especificado el director general de Planificació i Finançament, Juli Fuster, quien explica que las Islas han recibido una compensación económica a través del Fondo de Cohesión, por este concepto, de 3.519.673 euros, lo que supone «un 12,40 por ciento del total del Fondo de Cohesión destinado al Estado», puntualiza Fuster y reconoció que «nosotros continuamos pidiendo al Estado una mayor compensación por este concepto», apostilló. El Fondo de Cohesión que maneja el Ministerio de Sanidad y Consumo es una partida destinada a compensar la asistencia sanitaria a españoles en comunidades autónomas ajenas a la de residencia, la atención a turistas extranjeros de países de la Unión Europea (UE) o con los que exista convenio específico, y a potenciar los centros sanitarios de referencia de cada comunidad autónoma del Estado.

Otro concepto distinto es el de la población extranjera empadronada en nuestra comunidad, con tarjeta sanitaria, que a 1 de enero constituye el 13,2 por ciento de la población total.

Desde la Conselleria de Salut Consum sostienen que «no se ha realizado un análisis del gasto de esta población, por lo que se estima que sea proporcional a su número», especifica Fuster.

Tomando como el presupuesto global del IB-Salut para este año, el coste de la población extranjera empadronada en las Islas sería de unos 154.425.780 euros.