David Petraeus, durante su aparición en la Warsow Security War. | Pawel Supernak

Tras otra amenaza desde el Kremlin, Estados Unidos ha empezado a planear una posible respuesta a un ataque de Rusia. El desafío de Putin con la movilización del submarino ruso 'K-329Belgorod', portador del misil nuclear Poseidón, también conocido como el "Arma del Apocalipsis" ha encendido las alarmas alrededor del mundo y desde el Pentágono ya estudian diferentes medidas militares.

El primero en dar voz a la situación ha sido el exdirector de la CIA, David Petraeus, que ha sido tajante en sus respuestas al conflicto. "Destruiremos todas las tropas rusas y hundiremos hasta el último barco", ha afirmado. Petraeus, ya retirado del ejército, ha afirmado que si Rusia lanza armas nucleares contra Ucrania, no se podría activar el artículo cinco ya que no forma parte de la OTAN, pero asegura a ABC News, que tanto Estados Unidos como la organización internacional responderían al ataque, al poder llegar radiación a zonas de la Alianza, a pesar de que Ucrania no esté inscrita en la OTAN. Petraeus, que no ha hablado con el asesor de Seguridad Nacional de EEUU, Jake Sullivan, ha advertido a Rusia que "responderíamos liderando un esfuerzo colectivo de la OTAN que eliminaría todas las fuerzas convencionales rusas que podamos ver e identificar en el campo de batalla en Ucrania y también en Crimea y cada uno de sus barcos en el mar Negro".

El exdirector, se ha mostrado tajante al asegurar que Rusia no tiene ni una opción de vencer esta guerra. "No. No hay nada que Putin pueda hacer en este momento", ha dicho. Además ha tildado de "desesperada", la situación que se vive en Moscú. "Están inmersos en una movilización caótica", ha opinado. Sin embargo, se toma muy enserio la amenaza de Putin. "Las cosas pueden empeorar para ellos, pero es una situación muy seria y que se tiene que tener en cuenta", ha finalizado.