Imagen del Parlamento Europeo. | YVES HERMAN / POOL

0

El Partido Popular español se abstuvo este jueves de forma mayoritaria en la resolución del Parlamento Europeo que pide incluir a la violencia machista en el ordenamiento jurídico de la Unión Europea, paso previo a una directiva comunitaria con definiciones y sanciones mínimas comunes.

Doce de los eurodiputados de la delegación popular española se abstuvieron en la votación, mientras que la decimotercera, Isabel Benjumea, votó en contra.

El resto del PP europeo, donde algunas facciones habían expresado su rechazo a considerar a la denegación del aborto seguro una forma de violencia de género, votaron mayoritariamente favorablemente o se abstuvieron; sólo once populares acabaron votando en contra.

Los cuatro diputados de Vox votaron en contra y el resto de eurodiputados españoles votaron a favor.

El Parlamento Europeo pide con este informe, aprobado por 427 votos a favor, 119 en contra y 140 abstenciones, que se incluyan las diferentes formas de violencia machista en el artículo de los tratados que recoge delitos de especial gravedad y con una dimensión transfronteriza.

Hasta 34 mujeres han muerto asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año en España. El cómputo desde 2003 se eleva a 1.112 víctimas en el país.
Esta misma semana, el PP español se abstuvo también en un voto para reclamar un reconocimiento paneuropeo de las parejas y familias LGTBIQ+.