Imagen de Miles Routledge durante su estancia en Afganistán.

2

Que a muchos británicos les gusta buscar lío durante sus vacaciones, véase Magaluf, no es nada nuevo. Pero del desfase 'british magalufero' a irse a Kabul en pleno golpe de estado talibán hay un buen trecho.

Esta es la historia del joven Miles Routledge, un estudiante británico que durante sus vacaciones, alentado por sus seguidores en redes sociales, decidió viajar a la capital de Afganistán para retransmitir en Twitch lo que estaba sucediendo.

«Día 2 en Afganistán. Tras conducir durante cuatro horas me he topado con un control militar y me han apuntado con sus AK-47. Les he mostrado el visado y ha estado todo tranquilo, nos hemos hecho amigos y me han dejado hacerme una foto con su material militar», explicaba en una de sus primeras publicaciones, todavía inconsciente de la que se le venía encima.

Poco después, con la suspensión de todos los vuelos comerciales, todo se empezó a torcer: «Ciudad en anarquía. La embajada está cerrada y tengo que ir al aeropuerto para buscar un lugar seguro», aseguraba Miles tras realizar una emisión en directo a través de Twitch.

Con el paso de las horas la situación en Kabul era cada vez peor y los ánimos del británico, hasta el momento muy alegre, empezaron a decaer hasta el punto de ser consciente de que estas vacaciones podían costarle la vida: «Estoy en 'shock'. He estado vomitando y he sufrido deshidratación tras casi aceptar que voy a morir lejos de mi familia y seres queridos. Solo quería vivir la experiencia de explorar un país extraño, he visto demasiados muertos y ahora estoy descompuesto», aseguraba.

Durante esas horas el joven británico dejó de prestar tanta atención a las redes sociales para centrarse en buscar la forma de salir de Kabul, que a esas alturas ya estaba bajo el control de los talibanes y con el aeropuerto como única zona segura.

Tras algunas gestiones Miles consiguió contactar con los cuerpos de seguridad de su país desplazados hasta el terreno. Su salida con vida de Afganistán estaba cada vez más cerca. Chaleco antibalas, traslado a un nuevo alojamiento en una vivienda de seguridad y un fusil automático (aunque solo fuera para la foto).

Afortunadamente para este joven inconsciente, todo terminó bien... Miles Routledge fue evacuado de Afganistán con uno de los primeros vuelos de la Real Fuerza Aérea británica que salió de Kabul destino Dubai.

El plan de Miles en caso de secuestro

«Si los talibanes me secuestran mi plan es simple: Técnicamente (he comprado un documento falso) soy Lord. Mi tarjeta de crédito así lo pone. En caso de secuestro los talibanes tendrán una razón para mantenerme con vida y negociar mi rescate». En fin, un plan sin fisuras.