Una multitud despide a los cuerpos de las víctimas del bombardeo de la aviación israelí. | Reuters

4

Diez palestinos, miembros de una misma familia, murieron de madrugada en un ataque aéreo israelí, en plena escalada bélica que este sábado entra en su sexto día.
Fuentes palestinas aseguraron a Efe que los diez miembros de la familia «Abu Hatab» son ocho niños y dos mujeres.

Las fuentes describen el ataque como una «masacre» porque afirman que la casa de las víctimas fue bombardeada sin previo aviso.

El Ejército israelí dijo a Efe que está revisando las informaciones.

Los médicos informaron de que «los cuerpos de los diez miembros fueron retirados de los escombros después de que la vivienda, en el campo de refugiados de al Shati, al oeste de la ciudad de Gaza, fuera atacada por bombardeos».

Noticias relacionadas

El Ministerio de Salud palestino distribuyó una foto de un bebé de cinco meses, que es el único superviviente de la familia.

Israeli-Palestinian violence flares up

En un comunicado, Hazem Qasem, el portavoz de Hamás, acusó al ejército israelí de cometer una «masacre» contra civiles en el campo de refugiados de Shati.

«Este crimen refleja la incapacidad de la ocupación (israelí) para hacer frente a la resistencia armada en Gaza, Cisjordania y Jerusalén», dijo Qassem.

Durante la noche, los fuentes médicas dijeron que otros cuatro palestinos, incluidos dos hermanos, murieron en ataques contra una mezquita en el norte de Gaza, y todos fueron trasladados al Hospital Indonesio de la zona.

Esto eleva a 140 el número de palestinos muertos, incluidos 40 niños y 20 mujeres, y un millar de heridos de diversa consideración, según el último balance oficial.

Testigos presenciales y fuentes de seguridad dijeron que los tanques israelíes estacionados en las fronteras este y norte de la Franja de Gaza, apoyados por aviones de combate, dispararon decenas de proyectiles contra hogares, áreas abiertas y objetivos que, según Israel, pertenecen a al movimiento islamista Hamás y las facciones armadas.

Adnan Abu Hasna, asesor de medios de la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA), anunció que la agencia ha transformado varias de sus escuelas en refugios para quienes tuvieron que abandonar sus casas dañadas o destruidas.

Los milicianos en Gaza continuaron lanzando proyectiles que hicieron sonar las alarmas antiaéreas en Tel Aviv. Desde el lunes, las milicias han lanzado 2.300 cohetes hacia Israel, de los cuales un millar fueron interceptados por el sistema antimisiles, Cúpula de Hierro, informó hoy el Ejército. Nueve personas han muerto en Israel desde el inicio de la escalada, entre ellas una adolescente y un niño.