El primer ministro británico, Boris Johnson. | POOL

0

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha asegurado este jueves que el Gobierno «no descarta nada» ante la propagación de la variante india del SARS-CoV-2, que causa «inquietud» en las autoridades británicas.

«En este momento hay un amplio rango de opiniones científicas sobre lo que puede ocurrir», ha avanzado el 'premier' durante una visita a una escuela de Ferryhill, en Inglaterra, según ha recogido la BBC.

Así, Johnson ha indicado que el Gobierno quiere «asegurarse» de emprender todas las medidas «prudentes y cautelosas» que pueda y ha confirmado la existencia de «reuniones» a lo largo de la jornada para «considerar exactamente» qué hacer con respecto al asunto.

Cuestionado sobre si los confinamientos locales están sobre la mesa, ha reiterado que hay un «amplio rango» de medidas que el Gobierno puede tomar, enumerando la realización de más pruebas diagnósticas de la COVID-19 y rastreo de contagios. No obstante, ha hecho hincapié en que «nada le disuade» para seguir adelante con la desescalada en Reino Unido, que avanzará este lunes de nuevo.

Científicos británicos han señalado durante la jornada que la variante india del SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, se vigila «cuidadosamente» en Reino Unido, en medio de preocupaciones por una eventual propagación de la misma en el país europeo.