Vista de Gorey Harbour en la isla de Jersey. | Toby Melville

1

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este miércoles el envío de dos patrulleras de la Real Marina británica a la isla de Jersey después de que Francia haya amenazado con represalias por su desacuerdo con las restricciones pesqueras establecidas en aguas de ese territorio.

Johnson conversó hoy con el ministro principal de la isla, John Le Fondré, y le transmitió que «cualquier bloqueo» por parte de Francia estaría «completamente injustificado», según detalló un portavoz de Downing Street, despacho oficial del primer ministro.

La ministra francesa del Mar, Annick Girardin, ha indicado que Jersey, dependencia de la Corona británica con Gobierno autónomo, ha impuesto limitaciones a los barcos galos sobre cuántos días pueden faenar, qué especies pueden capturar y las artes de pesca de las que se pueden servir.

Girardin lo considera un incumplimiento de los acuerdos del Brexit e hizo notar que París dispone de mecanismos de presión contra Jersey, como por ejemplo el suministro de electricidad a la isla a través de un cable submarino que llega desde Francia.

El jefe de Gobierno británico indicó hoy que el envío de barcos de la Marina se hace como «medida de precaución» a fin de «monitorizar la situación». «El primer ministro (británico) y el ministro principal (de Jersey) subrayaron la necesidad de desescalar tensiones y que haya diálogo entre Jersey y Francia sobre el acceso pesquero», afirmó Downing Street.