Joe y Jill Biden ya son los nuevos inquilinos de la Casa Blanca. | Reuters - KEVIN LAMARQUE

Joe Biden es ya oficialmente el presidente número 46 de Estados Unidos, puesto que ha asumido formalmente este miércoles durante un periodo inicial de cuatro años y en el que sustituye al republicano Donald Trump, principal ausente de la ceremonia organizada ante el Capitolio, entre fuertes medidas de seguridad y estrictos protocolos sanitarios.

Con la mano superpuesta en la Biblia de la familia, el nuevo mandatario ha recitado el texto protocolario ante el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, lo que formalmente culmina una transición convulsa marcada por el rechazo de Trump a reconocer su derrota. Biden obtuvo más de 81 millones de votos en las elecciones del 3 de noviembre, una cifra sin precedentes.

El ya presidente ha dicho este miércoles en su discurso de investidura que «la democracia ha prevalecido» tras el mandato de su predecesor, Donald Trump, y definió la jornada como «un día de historia y de esperanza».

«Celebramos el triunfo de una causa, la causa de la democracia. Es frágil, preciosa. La democracia ha prevalecido», aseveró, añadiendo que «es un día histórico y de esperanza, de renovación y resolución».


Biden se refirió a los turbulentos días que ha vivido el país tras el asalto violento al Capitolio el pasado 6 de enero por una turba de seguidores del ya expresidente Trump.

En este sentido, aseguró que aún queda mucho para «curar» las heridas del país y llamó a confrontar el «extremismo político, el supremacismo blanco y el terrorismo doméstico», que aseguró que derrotará.

Sobre el asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump el 6 de enero, prometió que no volverá a pasar «ni hoy ni mañana»

Pidió, asimismo, seguir el «camino de la unidad» para superar las múltiples crisis que enfrenta el país, porque sin ella «solo hay amargura y furia».

Joe Biden se convirtió este miércoles en el presidente número 46 de la historia de Estados Unidos, al jurar el cargo en la ceremonia oficial de investidura ante las escalinatas del Capitolio y en medio de grandes medidas de seguridad.

A las 11.50 hora local (16.50 GMT), Biden comenzó el juramento con el que se compromete a «preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos».

La investidura se ha celebrado con un público reducido debido a los protocolos para evitar los contagios por COVID-19 y un dispositivo de seguridad sin precedentes en la historia del país, con hasta 25.000 militares desplegados en Washington.

Noticias relacionadas

Rompiendo con la tradición, Trump no asistió al acto de investidura de su sucesor y puso rumbo a su mansión privada en Palm Beach (Florida), estado donde llegó poco antes del inicio de la ceremonia.

El vicepresidente saliente, Mike Pence, sí asistió al acto, al que también acudieron la mayoría de los legisladores estadounidenses y anteriores mandatarios, como George W. Bush (2001-2009) y Bill Clinton (1993-2001), junto a sus respectivas esposas, Laura Bush y Hillary Clinton, así como Barack y Michelle Obama.

Biden, de 78 años, es el presidente de mayor edad en llegar a la Casa Blanca, en la que entrará después de más de tres décadas como senador y ocho años a la sombra de Barack Obama, como su vicepresidente entre 2009 y 2017.

Biden y Harris llegaron al Congreso escoltados por autos de policía en dos vehículos negros y acudieron acompañados de sus esposos, Jill y Doug, respectivamente.

Los cuatro se detuvieron por un momento para hablar con algunos congresistas, como la senadora por Minesota Amy Klobuchar, y subieron juntos la escalinata del Capitolio para saludar a los presentes desde la parte de arriba.

Amenaza de bomba
Casi al mismo tiempo, una portavoz del Tribunal Supremo de EE.UU. informó en un comunicado que el edificio, que se encuentra enfrente del Congreso, había recibido una amenaza de bomba, por lo que se procedió a inspeccionar las instalaciones y se decidió que no hacía falta desalojarlas.

La ciudad está en máxima alerta desde que el pasado 6 de enero cientos de seguidores radicales del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, asaltaran el Capitolio, un suceso que conmocionó al país y que arrebató la vida a cinco personas, incluido un policía.

Uno de los policías del Capitolio que intentó contener a los asaltantes, el afroamericano Eugene Goodman, se encargará de escoltar a Harris, que hoy se convertirá en la primera mujer, la primera afroamericana y la primera persona de procedencia asiática en asumir la Vicepresidencia de EE.UU.

Carta para Biden
Rompiendo con la tradición, Trump no asiste a la ceremonia de investidura de su sucesor y ya puso rumbo a su mansión privada en Palm Beach (Florida).

El mandatario saliente, sin embargo, sí ha dejado en el Despacho Oval de la Casa Blanca una carta a su sucesor, tal y como manda la tradición, de acuerdo con la cadena Fox, que no detalló el contenido de la misiva.

Con la salida de Trump de la Casa Blanca, concluyen cuatro años turbulentos marcados por la polémica en los que pasará a la historia como el primer presidente de EE.UU .al que se le han abierto dos procesos de enjuiciamiento político, el segundo de los cuales está aún pendiente de ventilarse en el Senado.