El primer ministro italiano Giuseppe Conte con mascarilla. | Luca Zennaro

0

Italia registra 203.591 casos totales de coronavirus, con un aumento de 2.086 en las últimas 24 horas, cifra casi igual a la del martes, en una jornada en la que murieron 323 enfermos más y ya son 27.682 los fallecidos con coronavirus.

Sigue también en línea ascendente la cifra de pacientes que han superado la enfermedad de la Covid-19. Con los 2.311 pacientes recuperados en el último día --un dato similar al del martes--, el total asciende ya a 71.252.

Por lo que respecta a los pacientes hospitalizados, son 513 menos que el lunes, lo que sitúa el total en 19.210, mientras que también disminuyen los ingresados en la UCI, con 68 menos, hasta los 1.795 pacientes. El resto de casos positivos de la enfermedad están en aislamiento en sus casas asintomáticos o con síntomas leves.

El comisario para la emergencia del coronavirus, Domenico Arcuri, ha indicado este miércoles que el Gobierno ha suministrado 47 millones de mascarillas a las regiones de cara al inicio a partir del 4 de mayo de la 'fase 2', en la que se retomarán algunas actividades suspendidas por la pandemia.

Además, ha explicado ante una comisión parlamentaria, se ha distribuido en el último mes a las regiones 4.200 respiradores, «más del doble de lo que hacen falta en estos momentos». «Podemos llegar incluso a duplicar esta cifra en pocos días», ha sostenido, argumentando que por ahora se ha optado por no distribuirlos «porque no hacen falta y tampoco sabemos dónde estarán los eventuales focos, que esperemos que no haya».

Arcuri también ha puesto en valor que Italia ha pasado de contar con 5.200 camas de UCI al inicio de la pandemia a «más de 9.000 en la actualidad, un esfuerzo extraordinario». «Las camas para enfermedades contagiosas neumológicas, que eran cerca de 30.000, se han multiplicado por seis», ha añadido.

Entretanto, el ministro para las Autonomías y los Asuntos Regionales, Francesco Boccia, ha trasladado este miércoles a los presidentes regionales que el Gobierno contempla la posibilidad de que a partir del 18 de mayo puedan darse pasos de desescalada a nivel regional en función de la situación sanitaria.

Así, ha señalado que «a partir del 18 de mayo podrá haber decisiones diferenciadas entre regiones sobre la reapertura de actividades» en función de cuál sea el estado de la pandemia en la región y tras abordarlo previamente con el Ministerio de Sanidad, que procederá ha evaluar la situación.

En todo caso, según informa la agencia AdnKronos, Boccia ha dejado claro a las regiones que las medidas que se adopten deberán ser «coherentes» con el plan planteado por el Gobierno. En caso de que la región en cuestión no responda en esta línea, el Ejecutivo procedería a impugnar las medidas de desescalada adoptadas.

Asimismo, ante las diferencias mostradas por distintos presidentes regionales en los últimos días respecto a cómo acometer la llamada 'fase 2' de la pandemia, el ministro ha apelado a la unidad. «Es muy importante dar una señala de unidad. Si no estamos unidos nosotros no podemos pedírselo a los ciudadanos», habría sido su mensaje, según informa la RAI. «Hace falta unidad, seriedad y responsabilidad», ha agregado.