Los presidentes de Turquía y Rusia, Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin | MICHAEL KLIMENTYEV / SPUTNIK / K

3

Los presidentes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, anunciaron un acuerdo para un alto el fuego en la provincia siria de Idlib, que entró en vigor este jueves.

El anuncio fue realizado tras un encuentro de cerca de seis horas en la capital rusa, Moscú, en la que ambos mandatarios abordaron el recrudecimiento de los combates, que derivó en enfrentamientos directos entre los ejércitos de Turquía y Siria.

El acuerdo firmado por ambos presidentes contempla «el fin de las acciones militares» en la ‘zona segura’ en Idlib y la creación de un «corredor de seguridad» de seis kilómetros al norte y el sur de la autovía M4, que conecta Alepo y Latakia.

Asimismo, recoge que ambos países iniciarán patrullas conjuntas a partir del 15 de marzo en una franja a dos kilómetros a este y oeste de la ciudad de Saraqeb, considerada estratégica y en estos momentos en manos de las fuerzas gubernamentales.