La policía trabaja en Londres en el lugar del atentado. | Efe

0

Sudesh Amman, el terrorista que fue abatido este domingo por la policía en Londres, había alentado a su novia a decapitar a sus padres. Amman, de 20 años, fue identificado por la policía británica como el atacante que apuñaló a dos personas antes de ser abatido a tiros por agentes armados que lo vigilaban.

El terrorista había sido liberado tras cumplir la mitad de su condena de tres años y cuatro meses por delitos de terrorismo y, según los medios, estaba siendo vigilado cuando se metió en una farmacia y empezó a acuchillar a varias personas. Tres personas resultaron heridas en el barrio de Streatham, pero ninguna de gravedad.

Noticias relacionadas

El grupo terrorista Estado Islámico ha reivindicado este lunes, a través de su agencia de propaganda Amaq, el ataque en Streatham. Afirman que Amman es uno de sus combatientes y que actuó «en respuesta a los llamamientos a atacar a las naciones de la coalición» internacional que lucha contra los yihadistas en Siria e Irak.

La anterior detención del terrorista tenía que ver con la posesión de documentación terrorista y la difusión de publicaciones de este tipo. Amman se declaró culpable y fue condenado a más de tres años de cárcel. Según informa la agencia Reuters, cuando ocurrió esto tenía 17 años y vivía con su madre y sus hermanos menores. La policía británica comenzó a investigarlo en abril de 2018 y fue arrestado un mes después en una calle del norte de Londres. Al examinar su ordenador y su teléfono, se encontraron archivos que explicaban como fabricar explosivos y realizar ataques terroristas.

El domingo Scotland Yard calificó lo ocurrido como un «incidente de carácter terrorista» y consideró que tenía «relación con el Islam».