Los dueños de un conejo muerto tras vuelo de United denuncian a la aerolínea en EEUU

| Washington |

Valorar:

Los dueños de un conejo gigante que murió en abril tras un vuelo de United que cubría la ruta entre Londres y Chicago (EE.UU.) demandaron este jueves a esta aerolínea acusándola de incinerar los restos del animal para destruir pruebas sobre las causas de su muerte, informaron medios locales.

A Simon, el conejo, lo hallaron muerto la mañana del 20 de abril en el aeropuerto internacional O'Hare de Chicago y sus propietarios pidieron entonces una investigación independiente sobre las causas.

Los dueños, unos empresarios de Iowa que acababan de comprar el animal por 2.300 dólares a un criador del Reino Unido, aseguran que un veterinario examinó a Simon antes del vuelo y lo encontró «en buena estado físico para volar».

Los empresarios tenían intención de exhibir el conejo, que tenía 10 meses de vida, en una feria estatal e inscribirlo en un concurso de conejos gigantes.

En su demanda acusan a United de trato negligente con Simon y de quemar sus restos para eliminar las pruebas de las causas de la muerte.

Aseguran que United es responsable de un tercio de todos los animales muertos a manos de aerolíneas en Estados Unidos en los últimos cinco años.

El abogado de los empresarios, Guy Cook, dijo que sus clientes no esperan sacar ningún provecho económico de la demanda y que donarán una eventual indemnización a una fundación. «Están frustrados por cómo ha manejado la situación United desde el principio», dijo.

La demanda llega después de otra polémica que salpicó a United en abril por expulsar a la fuerza a un pasajero por sobreventa de billetes, un suceso que fue grabado en vídeo y se convirtió en viral en las redes sociales.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.