En la imagen, Nicolas Sarkozy, expresidente francés y candidato a las primarias de Los Republicanos. | Redacción Digital

18

El expresidente francés Nicolas Sarkozy, candidato a las primarias de Los Republicanos, ha criticado la elaboración de menús alternativos en los comedores escolares y ha planteado que los niños que no comen cerdo --musulmanes y judíos-- tengan simplemente «doble ración de patatas fritas».

«No acepto que en nuestras escuelas haya mesas de judíos y de musulmanes», dijo este pasado lunes Sarkozy, que este mes se la juega en su intento por volver al Elíseo tras las elecciones de abril y mayo de 2017. Durante un acto en Neuilly-sur-Seine, insistió en que en una república son «las mismas reglas» y «el mismo menú» para todos.

Si un niño no come cerdo, no debe tener un plato distinto al resto, en opinión de Sarkozy. «El día donde haya patatas fritas con un trozo de jamón, que no coja el jamón y tenga doble ración de patatas», ha propuesto el dirigente conservador, que acto seguido fue jaleado por quienes asistían al acto.

El expresidente es uno de los favoritos a las primarias de Los Republicanos, la formación que él mismo ha refundado. Los sondeos, sin embargo, sitúan con mayor intención de voto al ex primer ministro Alain Juppé, una figura menos controvertida y teóricamente más capaz de arrastrar votos de posiciones más moderadas.