Imagen de archivo de oficiales del ejército ruso asistiendo a una sesión informativa sobre operaciones antiterroristas en el Centro de Control de Defensa Nacional en Moscú. | Efe

4

Rusia puso en alerta a sus tropas en el sur y en sectores del centro y oeste del país, con el propósito de verificar su disposición de combate, según ha ordenado el presidente ruso, Vladímir Putin, coincidiendo con una nueva escalada de tensión con Ucrania, su vecino suroccidental.

Los ejercicios se prolongarán hasta final de mes, según precisó el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú. Cabe recordar que el Kremlin ha acusado a facciones ucranianas de planear una serie de atentados terroristas en Crimea, anexionada por Moscú en marzo de 2014.

«Hay que realizar el ciclo completo de los preparativos de la Fuerzas Armadas para la defensa de los intereses de la Federación Rusa ante el incremento de las amenazas a su seguridad», dijo Shoigú, citado por las agencias locales, en una reunión con altos mandos.

Además de las tropas de la circunscripción militar Sur y parte de la unidades de las circunscripciones Oeste y Central y de la Flota del Norte, fueron puestas en estado de alerta las comandancias en jefe de las Fuerzas Aeroespaciales y de las tropas aerotransportadas.

En el curso de la inspección, añadió el ministro de Defensa, se evaluará la capacidad de las circunscripciones militares Centro y Oeste de concentrar sus esfuerzos en la dirección estratégica suroeste.