Soldados belgas patrullan el distrito de Schaarbeek en Bruselas (Bélgica). | CHRISTOPHE PETIT TESSON

3

La persona detenida este miércoles por las autoridades belgas en Anderlecht no es Najim Laachraoui, identificado como el terrorista fugado tras las explosiones en el aeropuerto de Zaventem, según han aclarado varios medios.

El periódico 'La Dernière Heure', que informó inicialmente de este arresto, ha aclarado en una noticia posterior que el hombre detenido no es Laachraoui. Fuentes policiales citadas por la cadena pública RTBF también han descartado esta posibilidad, si bien el sospechoso habría sido detenido durante una operación relacionada con los atentados del martes.

Las autoridades buscaban a Laachraoui, de 25 años, desde hace varios meses, pero no fue hasta el lunes 21 de marzo cuando la Policía emitió una alerta con su verdadera identidad. Según la Fiscalía, su ADN fue hallado en viviendas utilizadas por los terroristas de París.

Además, habría viajado a Hungría en septiembre de 2015 con uno de los autores de la masacre del 13-N, Salah Abdeslam, detenido en Bruselas el 18 de marzo, y con Mohamed Belkaid, abatido el día 15 durante el tiroteo de Forest. Las investigaciones también le sitúan en Siria.

Noticias relacionadas

Según medios belgas, Laachraoui es el 'artificiero' de la red, ya que sus huellas se habrían encontrado en los cinturones de París y en el piso franco en el que se hallaron explosivos en Bruselas.

Tres sospechosos

Laachraoui aparece en una imagen difundida por las autoridades el martes y que capta a tres sospechosos en el aeropuerto de Zaventem. Los otros dos hombres han sido identificados como los hermanos Jalid y Ibrahim Bakraui.

La cadena RTBF ha informado de que los hermanos estaban fichados por los servicios de seguridad, si bien no por vínculos con el terrorismo. Jalid habría detonado el artefacto que estalló en la estación de metro de Maelbeek, mientras que Ibrahim se habría inmolado en el aeropuerto de la capital europea.