La OCDE avisa de una nueva ralentización mundial y pide medidas urgentes

| París |

Valorar:

El crecimiento económico en 2016 será inferior al de 2015, con ralentización en muchos países emergentes y modesta recuperación en los avanzados, al tiempo que caen los precios de las materias primas, el comercio, los salarios y los precios, en una coyuntura de inestabilidad financiera.

Es la principal conclusión que se desprende de la revisión intermedia del informe semestral de Perspectivas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, y que lleva a la OCDE a pedir una respuesta colectiva para «fortalecer la demanda» porque «las políticas monetarias por sí solas» no funcionarán.

La OCDE también recomienda revitalizar las reformas estructurales, que a ojos de la organización pasan por un momento de relajación, y por alejarse de las políticas fiscales contractivas presentes en la mayoría de economías avanzadas, con reducciones del gasto público y/o aumento de la presión fiscal.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.