Obama no quiere aumentar el número de soldados estadounidenses en Siria

| Washington |

Valorar:
preload
Barack Obama, en una foto de archivo

Barack Obama, en una foto de archivo

06-11-2015MICHAEL REYNOLDS - STF - EFE - E

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los candidatos republicanos a la casa Blanca opinaron de forma opuesta, este lunes, sobre la estrategia que se debe tomar en Siria a raiz de los atentados del pasado viernes en París.

Obama consideró que sería un «error» enviar un gran contingente de tropas a Siria para intentar derrotar al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

«Yo creo eso, al igual que mis asesores militares y civiles», dijo el presidente norteamericano en una rueda de prensa al final de la cumbre de líderes del G20 en Antalya (Turquía), en la que subrayó que no cambiará su estrategia en la lucha contra EI.

Si Estados Unidos aumentase su presencia en Siria, «por ejemplo, con 50.000 soldados, veríamos una repetición de lo de antes», aseguró Obama, en aparente referencia a lo sucedido tras la guerra en Irak.

Los elementos radicales «volverían» si no hay una población local que defienda otros valores, «a menos que queramos una ocupación permanente de países», advirtió Obama.

Por otra parte, el presidente de EEUU defendió su estrategia actual contra EI y aseguró que «será la que al final servirá, pero tomará su tiempo».

«En el frente militar, continuaremos acelerando lo que estamos haciendo, buscando nuevos socios. He autorizado (movilizar) más fuerzas especiales para mejorar esta coordinación», manifestó.

«La estrategia debe ser sostenible», explicó Obama, y precisó que se trata de «perseguir la infraestructura de su liderazgo (del EI), cerrar sus fronteras y reducir su territorio».

Obama destacó que el objetivo último es destruir al EI, y que los yihadistas, a los que definió como «una red de asesinos», han perdido territorio en Irak y Siria respecto al año anterior.

Obama declaró que pretendía aplicar la estrategia correcta y no jugar a demostrar «liderazgo» o la capacidad militar de EEUU, aspectos que no servirán para «proteger al pueblo estadounidense o a gente en la región», en Siria, o evitar atentados como los de París.

El presidente estadounidense ha comentado con los otros líderes del G20, según dijo, que para que se mantenga ese progreso, más naciones tienen que sumarse con los recursos «que esta lucha requiere».

«Los ataques de París nos recuerdan que no será suficiente derrotar a EI sólo en Siria e Irak», advirtió Obama.

Agregó que los países del G20 se han comprometido a «aumentar los controles fronterizos, compartiendo más información y reforzando los esfuerzos para evitar el flujo de combatientes extranjeros hacia y desde Siria e Irak».

En cuanto a la posibilidad del grupo yihadista de atentar contra objetivos en Occidente, el presidente dijo que Estados Unidos «no ha subestimado las capacidades de EI».

«Es posible que una organización como el EI, que tiene una ideología tan retorcida, sin respeto por vidas inocentes, tenga la capacidad de golpear en Occidente», advirtió Obama en referencia a los atentados de París del pasado viernes, que causaron 129 muertos.

Los Republicanos apoyan enviar más tropas a Siria

Jeb Bush y otros precandidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos dijeron el lunes que se necesitaban más soldados estadounidenses para contener el avance de Estado Islámico en Siria e Irak, aunque no pidieron que se realice un despliegue significativo de personal de combate.

Bush dijo que se necesitaba el liderazgo de los soldados estadounidenses en el área y comentó algunas otras medidas que dijo Estados Unidos podría aplicar para combatir a los militantes tras los ataques del viernes en París, que dejaron al menos 129 personas muertas.

«Requeriría más soldados en terreno (...) Más participación, por supuesto, pero en un rol de liderazgo» para asesorar a las fuerzas peshmerga y más trabajo con los líderes de las tribus suníes, dijo Bush en el programa «This Morning» de CBS.

El empresario Donald Trump dijo a MSNBC que él estaba de acuerdo con que hubiera tropas estadounidenses en la región pero que prefería concentrar los ataques en los focos de operaciones bancarias y petroleras de Estado Islámico.

El senador Lindsey Graham llamó al presidente Obama a coordinar esfuerzos militares con Francia y otros aliados en Oriente Medio para combatir a los militantes, advirtiendo que si sólo arrojaban algunas bombas los militantes serían «más fuertes que nunca».

Los republicanos critican el plan de Obama de recibir a hasta 10.000 refugiados sirios.

«No tenemos idea de quiénes son esas personas (...). No podemos dejarlos entrar al país», dijo Trump en CNBC. El empresario declaró además en declaraciones a MSNBC que si era elegido consideraría cerrar algunas mezquitas islámicas en Estados Unidos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.