Grecia aprueba los Presupuestos con un recorte de 3.000 millones

| Atenas, Grecia |

Valorar:

El Parlamento griego ha aprobado este sábado por la noche los Presupuestos para el año que viene con un recorte de 3.000 millones de euros y con la previsión de que la economía griega crezca por primera vez en seis años en 2014 un 0,6% del PIB.

«Este es un día histórico», ha proclamado el primer ministro griego, Antonis Samaras, en el Parlamento. «Los sacrificios del pueblo han dado sus frutos y han cambiado el curso del país», ha añadido Samaras.

Son los Presupuestos del crecimiento y la esperanza, ha asegurado el primer ministro de Grecia, que espera ganar un mayor margen de maniobra con las previsiones de crecimiento del Gobierno ante la troika, formada por el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo.

Un total de 153 diputados han votado a favor de los Presupuestos, de un total de 300, con la única ausencia de un diputado del partido de Samaras, Nueva Democracia, por razones que el parlamentario conservador no ha aclarado.

La oposición, en cambio, ha arremetido contra el Ejecutivo heleno. El líder del partido de izquierda SYRIZA, Alexis Tsipras, ha declarado en su comparecencia parlamentaria que «el rescate ha destruido Grecia y será recordada en la historia como una tragedia». SYRIZA es la segunda fuerza política, con 72 escaños, aunque los sondeos le sitúan como el partido con mayor respaldo popular.

Protestas contra la austeridad

Mientras se daba 'luz verde' a los Presupuestos para el año que viene, fuera, en las inmediaciones del Parlamento, cientos de personas han protestado contra las políticas de austeridad promovidas por la troika y acatadas por el Gobierno heleno convocadas por el mayor sindicato del país.

Con una nueva terna de recortes y reformas previstas para 2014, el Gobierno de Samaras se congratula de haber conseguido un superávit sin contar el pago de los intereses de su deuda de 812 millones de euros este año y lo atribuye a una recaudación fiscal más alta de lo esperado.

Sin embargo, este optimismo en el seno de la coalición de Nueva Democracia y el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) no es compartido por la troika, que discrepa que la economía griega crezca en 2014.

La causa es el agujero presupuestario que presenta para el año próximo, que el gabinete de Samaras sitúa en los 1.000 millones de euros pero que la troika lo eleva por encima de los 2.000 millones de euros. De cumplirse este vaticinio, Grecia no lograría el superávit primario del 1,5% del PIB.

Desde 2008, cuando se consagró el estallido de la crisis, la economía griega se ha contraído casi un 25% y la tasa de desempleo se ha disparado por encima del 27%, con seis de cada diez jóvenes en el paro.

Las negociaciones sobre el rescate se prolongan hasta enero

Las negociaciones entre el Gobierno de Grecia y la troika -formada por la Comisión Europea, Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional- sobre el rescate se prolongarán hasta el próximo mes de enero, según ha confirmado este sábado portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión, Simon O'Connor.

«Esperamos que el equipo negociador al completo vuelva a Atenas en enero después de que las autoridades hayan acometido mayores progresos en la implementación (de reformas y ajustes pactadas en el Memorándum de Entendimiento) con el objetivo de alcanzar un acuerdo a nivel de personal», ha señalado O'Connor, en un comunicado.

No obstante, las conversaciones «técnicas» continuarán la semana que viene en la capital griega, tal y como ha recordado el portavoz del comisario europeo de Asuntos Económicos y vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn.

Esta es la segunda ocasión en la que la troika interrumpen las negociaciones con las autoridades griegas en los últimos meses, siendo la última en el pasado mes de noviembre.

La principal consecuencia de este aplazamiento es que el Gobierno griego no recibirá el siguiente tramo del segundo rescate de 1.000 millones de euros, previsto en un principio para el verano, hasta enero del año que viene.

La troika se muestra aún escéptica sobre los avances cosechados por el Ejecutivo del primer ministro, Antonis Samaras, en materia fiscal en los Presupuestos para el año que viene, aprobados este sábado a última hora, y en las reformas que el Gobierno todavía tiene que aplicar.

Por su parte, Atenas destaca el superávit primario de las cuentas públicas que prevé conseguir con los Presupuestos y los objetivos fiscales que se cumplen, al tiempo que Samaras se niega a aprobar más medidas de austeridad.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.