La población se manifestaba ante el Parlamento griego mientras se debatía la moción de censura. | YORGOS KARAHALIS

0

Varios miles de personas se manifestaron ante el Parlamento griego contra el Gobierno dirigido por el conservador Andonis Samarás mientras en el hemiciclo se debatía una moción de censura presentada por la oposición. La protesta fue convocada por la principal fuerza de la oposición, Syriza, también autora de la moción de censura, y la mayoría de los asistentes eran miembros del partido o simpatizantes de la formación izquierdista.

Los manifestantes portaban pancartas en las que se leía «Marchaos ahora» y «Abajo la Junta», y los más jóvenes coreaban «Lucha, ruptura y derribo» del Gobierno, en un ambiente festivo amenizado por intervenciones musicales. El portavoz del grupo parlamentario de Syriza, Nikos Vutsis, afirmó que el Gobierno de Samarás «perdió la confianza del pueblo hace tiempo», y justificó la presentación de la moción de censura -con pocas posibilidades de prosperar- en la necesidad de que todos los partidos «asuman sus responsabilidades».

Mandato

«Si están dispuestos a votar otra vez a favor de la política de los dos millones de desempleados, del cierre de (la radiotelevisión pública) ERT y de la crisis humanitaria, que lo hagan», afirmó. «A nosotros el pueblo nos ha dado el mandato de hacer lo que hemos hecho, no de participar en los juegos de reparto de poder», criticó.

La moción de censura -presentada el jueves a raíz del desalojo de la sede principal de la ERT, ocupada por sus extrabajadores desde hace cinco meses- no se había votado al cierre de esta edición tras un debate bronco. La principal queja de los diputados de los partidos que apoyan al Gobierno -el conservador Nueva Democracia (ND) y el socialdemócrata Pasok- es que esta moción se haya presentado en un momento en que Grecia negocia con la troika, lo que puede debilitar su posición frente a los acreedores internacionales.

Con todo, varios ministros del Ejecutivo han comparecido ante el Parlamento y han dado por seguro que el Gobierno bipartito no sólo superará la votación sino que su unidad saldrá reforzada. De hecho, los 155 diputados con que cuentan ND y Pasok, en un hemiciclo de 300, garantizan la victoria al Gobierno.