1

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó hoy a España dar prioridad a la vigilancia activa continuada de su sistema financiero, «acompañada de una fuerte supervisión», en una declaración publicada tras la tercera misión llevada a cabo por el Fondo en España.

El equipo de expertos del FMI, que visitó Madrid del 21 al 31 de mayo, constató que la aplicación del programa de recapitalización de los bancos españoles «sigue su curso», que se «está actuando en la inmensa mayoría de las medidas especificadas en el memorando de entendimiento», y que «el sentimiento de los mercados financieros ha seguido mejorando» con relación a España.

En particular, las acciones llevadas a cabo para recapitalizar parte del sector bancario y la transferencia de activos a la Sareb «han dado un importante impulso a la liquidez y la solvencia del sistema».

No obstante, el Fondo advierte de que «siguen siendo elevados los riesgos para la economía y, por ello, para el sector financiero», dado que España continúa inmersa «en un difícil proceso de corrección de los amplios desequilibrios previos a la crisis».

Para mitigar esos riesgos y acelerar la vuelta al crecimiento económico, el FMI recomienda más acciones tanto a nivel europeo como nacional.

En el plano europeo, ayudaría a esos objetivos la «aplicación a tiempo de la unión bancaria» y el «mantenimiento de una posición monetaria suficientemente acomodaticia».

A nivel nacional, las prioridades deben ser, según la declaración del FMI, «una vigilancia proactiva continuada de la salud del sector financiero, acompañada de una supervisión fuerte».

En este sentido, «es bienvenida», añade la nota, la reciente aclaración por parte del Banco de España de los criterios para determinar la clasificación de los préstamos refinanciados y reestructurados.

«Una rigurosa aplicación de esos criterios ayudaría a garantizar el adecuado aprovisionamiento de las pérdidas en los préstamos», precisa.

El Fondo puntualiza que las acciones del supervisor para reforzar la solvencia y reducir los riesgos «deberían dar prioridad también a las medidas que, al mismo tiempo que potencian la situación de capital de los bancos, no contribuyan a exacerbar las ya de por sí estrechas condiciones crediticias».

Señala por otro lado la conveniencia de completar a tiempo varias reformas ya iniciadas que tendrán un efecto beneficioso sobre la estabilidad financiera.

Menciona a este respecto los «ejercicios de reparto de la carga», «cambios en los procedimientos de supervisión del Banco de España», que tengan en cuenta el futuro Mecanismo de Supervisión Único, y la «adopción de una reforma de las cajas de ahorro que establezca incentivos eficaces para que las antiguas cajas se deshagan gradualmente de las participaciones de control en los bancos comerciales».

El informe final de esta misión de los expertos del FMI sobre el sistema financiero español será entregado a las autoridades españolas y a la Comisión Europea a principios de julio, según la declaración.