Protesters burn tyres during clashes with riot police along a road which leads to the U.S. embassy, near Tahrir Square in Cairo September 13, 2012. Egypt's President Mohamed Mursi said on Thursday he supported peaceful protest but not attacks on embassies, after Egyptians angry at a film deemed insulting to Prophet Mohammad climbed into the U.S. embassy in Cairo and tore down the U.S. flag. He pledged to protect foreigners in Egypt. REUTERS/Amr Abdallah Dalsh (EGYPT - Tags: POLITICS CIVIL UNREST RELIGION) | AMR ABDALLAH DALSH

1

Los ataques contra embajadas de EEUU en el mundo musulmán se extendieron ayer a otros países, con un asalto a la legación en el Yemen, mientras prosiguen en Egipto las protestas contra el vídeo sobre Mahoma considerado blasfemo, en una jornada que dejó cuatro muertos y más de 264 heridos.

Los sucesos más graves ocurrieron en Saná, donde los manifestantes consiguieron irrumpir brevemente en el interior del complejo de la Embajada, donde quemaron varios vehículos diplomáticos.

Los asaltantes sólo alcanzaron el patio del recinto y no lograron entrar en ninguno de los edificios del complejo, donde se ubica la residencia del embajador.

Tras varios disparos al aire de los marines de la Embajada y la actuación de los antidisturbios yemeníes, los manifestantes fueron expulsados de la legación, pero se quedaron en las inmediaciones, donde se enfrentaron hasta caer la noche a las fuerzas del orden.

Durante esos choques, al menos una persona falleció y 44 resultaron heridas, apuntaron fuentes médicas, que destacaron que las víctimas presentaban heridas de balas y de esquirlas.

Mensajes

El presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, no tardó en reaccionar para condenar este ataque y advirtió contra los planes que quieren perjudicar los lazos de su país con EEUU, por parte de «fuerzas sionistas que tienen objetivos a largo plazo, sobre todo, los que produjeron y difundieron el vídeo que insulta al profeta Mahoma».

Entretanto, en El Cairo, más de doscientas personas resultaron heridas en choques entre manifestantes y policías en las proximidades de la Embajada de EEUU.

Centenares de jóvenes lanzaron piedras y cócteles molotov contra los antidisturbios egipcios, desplegados en la plaza de Simón Bolívar, en el centro de la capital, mientras los agentes respondían con gases lacrimógenos para impedir su avance a la Embajada, ubicada a unos 300 metros.

En un discurso grabado en Bruselas y emitido por la televisión estatal, el presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi, rechazó «cualquier agresión» contra el profeta y deploró el ataque armado del martes contra el consulado de EEUU en Bengasi (Libia), donde falleció el embajador Chris Stevens.

Egipto y el Yemen no han sido los únicos países musulmanes donde se han registrado protestas por el vídeo, supuestamente producido en EEUU y cuya autoría aún no está esclarecida.

También ha habido manifestaciones en Irak, Sudán, Túnez e Irán, entre otros.