Una mujer votando en un colegio electoral de Ohio, uno de los estados clave para las aspiraciones de los candidatos republicanos. Foto:EFE | ERIK S. LESSER

0

Diez estados, con un total de 419 delegados, estaban ayer en juego en el Supermartes, la cita más importante de las primarias republicanas en EEUU y en la que medíann sus fuerzas los cuatro aspirantes a la candidatura presidencial del partido: Mitt Romney, Rick Santorum, Newt Gingrich y Ron Paul.

Según los primeros sondeos, el exgobernador de Massachussett, Mitt Romney, conseguía una ligera ventaja sobre su principal oponente, el exsenador de Pennsylvania Rick Santoru.

La clave del Supermartes, tanto simbólica como práctica, podría estar en Ohio, estado de obligada victoria para cualquier republicano que quiera aspirar a la Casa Blanca en noviembre. Ningún republicano ha ganado la convención sin hacerlo en este estado, donde se repartirán 66 delegados.

Las encuestas sitúan a Romney por delante en Ohio, donde ha logrado en los últimos días el apoyo de figuras políticas clave y ha conseguido revertir unos sondeos inicialmente favorables a Santorum.

Estimaciones

Según estimaciones de 'The New York Times', Romney podría cerrar la jornada obteniendo aproximadamente la mitad de los delegados en juego en los diez territorios.

Los votantes de Alaska, Georgia, Idaho, Massachusetts, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Tennessee, Vermont y Virginia acudieron a las urnas en una jornada en la que se decidían 419 de los 1.144 delegados necesarios para asegurarse la nominación presidencial republicana en la convención de finales de agosto en Tampa (Florida).

Hasta ahora Romney, exgobernador de Massachusetts, tiene 203 delegados y ocho victorias: Nuevo Hampshire, Florida, Nevada, Maine, Michigan, Arizona, Wyoming y Washington.

Le sigue Rick Santorum, exsenador por Pennsylvania, con 92 delegados y cuatro triunfos: Iowa, Colorado, Misuri y Minesota.