El presidente venezolano Hugo Chávez camina con sus hijas María Gabriela (i) y Rosa Virginia (d) en La Habana. | Reuters

6

Miles de chavistas marcharon ayer en el oeste de Caracas para celebrar la Independencia y brindar apoyo al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien escribió, vía Twitter, estar emocionado por las manifestaciones de solidaridad de la juventud que simpatiza con su liderazgo. «Qué Juventud Bolivariana! Les veo, les oigo, les vivo! Digamos con Bolívar, 200 años después: ¡Vacilar es perdernos «Venceremos, Muchachada Mía!», escribió Chávez en su cuenta @chavezcandanga.

Chávez se encuentra desde el pasado 8 de junio en La Habana, donde fue operado en dos oportunidades, una de ellas de un tumor canceroso, y aún se mantiene en proceso de recuperación. La movilización, que en principio fue convocada para dar inicio a los actos de celebración de la Independencia, se convirtió, según los ministros y demás asistentes a la marcha, en una masiva manifestación de respaldo a Chávez.

El canciller, Nicolás Maduro, dijo que el presidente está dedicado a su reposo y recuperación con el apoyo de sus hijas, de su Gabinete y del pueblo de Venezuela, además de recibir «la energía hermosa de la oración de miles de personas del mundo».

Noticias relacionadas

Respeto

Asimismo, Maduro pidió a la oposición venezolana respeto por la salud del mandatario y les solicitó que dejaran de hacer «propuestas necias» de sectores antichavistas, en clara alusión a las peticiones de líderes opositores de que el vicepresidente, Elías Jaua, asuma la jefatura de Estado mientras dure la ausencia de Chávez.

Durante la movilización, la estatal Venezolana de Televisión (VTV) transmitió un nuevo vídeo, grabado el viernes pasado, en el que se muestra a un Chávez animado, realizando una caminata en compañía de dos de sus hijas y del canciller, Nicolás Maduro.

Las imágenes coinciden con las gráficas que fueron difundidas ayer por la web oficial cubana Cubadebate que mostraban a un presidente venezolano mucho más delgado en varias fotografías durante sus ejercicios matutinos charlando con sus dos hijas.