0

El presidente y director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, ha sido acusado formalmente de tres delitos sexuales tras su detención por haber supuestamente intentado violar a una camarera de hotel, informó la televisión CNN.

El político francés, considerado como el candidato con más posibilidades para arrebatar a Nicolas Sarkozy la presidencia de su país, tendrá que hacer frente a los cargos de violación en grado de tentativa, acto sexual delictivo y retención ilegal, de los que se declara inocente, dijo el abogado de Strauss-Kahn, Benjamin Brafman.

El «peso pesado» del Partido Socialista de Francia fue detenido el sábado en el aeropuerto neoyorquino por agentes de la Autoridad Portuaria de Nueva York y entregado a detectives de Policía de Manhattan cuando se encontraba en la cabina de primera clase de un avión de Air France a punto de despegar, rumbo a París.

A continuación, Strauss-Kahn, de 62 años, fue trasladado a la Unidad de Víctimas Especiales de la policía de Nueva York en Harlem, donde fue interrogado, según el portavoz de la Policía de Nueva York, Paul Browne.

Desnudo

Según Browne, la mujer, de 32 años, explicó que cuando entró en el «suite» de Strauss-Kahn, éste salió del cuarto de baño desnudo y se abalanzó contra ella e intentó quitarle la ropa interior. La camarera logró huir y contó lo ocurrido a sus compañeros de trabajo, que llamaron a la Policía.

Cuando se personaron los agentes en el hotel, Strauss-Kahn ya lo había abandonado, aunque de manera aparentemente precipitada, pues dejó en la habitación algunos objetos personales, entre ellos su teléfono móvil.
Strauss-Kahn tenía previsto haberse reunido en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel, para tratar sobre la crisis financiera y el rescate internacional a Grecia, un asunto que debía abordar también en Bruselas la semana entrante.