Diversos mandatarios internacionales aprovecharon ayer la cumbre de la OSCE para manifestar su malestar por las filtraciones. | FRANCOIS LENOIR

4

La Casa Blanca ha creado una comisión especial que deberá determinar las medidas que son necesarias para impedir filtraciones de documentos y, entre las primeras iniciativas, figura la creación de equipos de inspectores que ayudarían a cada una de las agencias del Gobierno a reforzar su seguridad.

Un documento distribuido por la Presidencia anuncia la creación del Comité de Política entre Agencias para Wikileaks. Este panel pretende controlar los daños por la divulgación de documentos relativos a la política exterior de Washington e impedir que vuelva a ocurrir algo similar.

La Ejecutiva de Contrainteligencia Nacional, parte importante de la dirección nacional de los servicios de Inteligencia, asumirá un papel destacado en la adopción de las iniciativas.

La fuente

Asimismo, el Departamento de Estado estadounidense desconectó una red militar informática de su base de datos de cables diplomáticos después de que el sitio web WikiLeaks obtuviera más de 250.000 mensajes de ese tipo, informó el martes un funcionario de alto rango.

La red «Secret Internet Protocol Router Network», conocida como SIPRNet, de la fuerza armada estadounidense habría sido la fuente en última instancia de los cables obtenidos por el sitio web de filtración de datos confidenciales. Anteriormente, el Departamento de Estado había anunciado el corte de la conexión de su base de datos de cables con una red clasificada del Gobierno.

Por otra parte, Interpol ha emitido una orden internacional de detención, una «notificación roja», contra el fundador del portal de Internet Wikileaks, Julian Assange, por presuntos delitos sexuales, informó ayer la organización policial en su página web, en la que consta que la orden de búsqueda y de captura de Assange ha sido emitida a petición de la Justicia sueca.

La empresa de distribución 'on line' Amazon ha dejado de albergar el sitio web Wikileaks, después de que el personal de la oficina del presidente del Comité de Seguridad Interior del Senado, Joe Lieberman, se reuniera con Amazon tras las informaciones que aseguraban que la compañía albergaba Wikileaks después de los ataques informáticos a este portal.