El rehén italiano de Al Qaeda apela a la «generosidad» de Berlusconi

|

Valorar:
preload
Sergio Cicala, de rodillas y con su pasaporte en la mano, posa para la cámara junto a sus secuestradores.

Sergio Cicala, de rodillas y con su pasaporte en la mano, posa para la cámara junto a sus secuestradores.

29-12-2009 | ultimahora.es

El grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico difundió ayer una grabación del rehén italiano Sergio Cicala, secuestrado en diciembre en Mali junto a su esposa, Filomene Kabouree, en la que exhorta a la «generosidad de Berlusconi» para salvar su vida y la de su mujer.
«Mi libertad y la de mi esposa dependen de la concesiones que el Gobierno haga. Espero que lo antes posible el Gobierno se interese por nuestras personas y, por lo tanto, por nuestras vida», asegura Cicala en la grabación, con fecha del día 24 de febrero y cuya veracidad no ha podido ser comprobada.
Presos
Al Qaeda dio al Gobierno italiano del primer ministro Silvio Berlusconi un plazo de 25 días, a partir del pasado 4 de febrero, para que excarcelara a varios presos del grupo terrorista a cambio de la libertad del matrimonio italiano.
El vídeo, difundido en una página web que se suele hacer eco de los comunicados de esta organización, está acompañado de un breve nota con fecha del 27 de febrero en la que el grupo acusa al Ejecutivo italiano de no haberse esforzado para liberar a sus ciudadanos.
«Aunque han pasado dos meses desde el secuestro (...) y de que se acerca el final de la fecha límite otorgada por los muyahidines al Gobierno de Berlusconi, éste último no ha hecho nada destacable para conservar la vida de sus ciudadanos mientras miente a la opinión pública asegurando que se esfuerza», se dice en la nota.
Asimismo, se dirige a la familia de los rehenes y a la opinión pública italiana: «Si queréis el bienestar de los dos secuestrados tenéis que presionar a vuestro Gobierno agresor e instarle a que cumpla las exigencias legítimas de los muyahidin».
La grabación sonora está acompañada de una foto en la que aparece supuestamente Sergio Cicala, de 65 años, arrodillado y con seis personas situadas a su espalda portando ametralladoras y vestidos con túnicas y con un pañuelo que les cubre el rostro excepto los ojos.
En su declaración, realizada en italiano y de apenas un minuto de duración, Cicala, que se dirige al Gobierno, al presidente y al primer ministro de Italia, se identifica con su nombre, su lugar y fecha de nacimiento y con el día en que fue hecho prisionero, el pasado 18 de diciembre.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.