Tensa calma en Oriente Medio mientras continúan los enfrentamientos

Valorar:
EFE-JERUSALÉN
Un taxista palestino murió ayer a manos de colonos judíos en Cisjordania, mientras en ese territorio y en Gaza continuaban los choques de menor intensidad con israelíes y las protestas en Jerusalén Este por la ocupación de la Casa de Oriente. El taxista murió a consecuencia de las pedradas lanzadas por los colonos contra el taxi que conducía y que ocasionaron heridas a otros seis de los ocupantes del vehículo.

Este nuevo incidente se produjo a media tarde de ayer en una carretera al sur de la ciudad cisjordana autónoma de Naplusa cuando varias piedras que arrojaron los colonos judíos hicieron añicos el parabrisas y provocó que el vehículo volcara. Los enfrentamientos entre soldados israelíes y palestinos en Cisjordania se produjeron en los distritos de Tulkárem y Jenín, pero no se informó de heridos.

Además, el Ejército estrechó el bloqueo sobre las ciudades cisjordanas autónoma de Ramala, Kalkilia y Belén. A su vez, los choques entre ambas partes en la franja de Gaza tuvieron lugar en la localidad de Rafah, al sur de ese territorio, y en el paso fronterizo de Karni, que separa a dicha zona de Israel, donde un soldado israelí resultó herido leve.

El paso fronterizo de Rafah, que controla el Ejército israelí y separa a la franja de Gaza de Egipto, estaba cerrado ayer por tercer día consecutivo, por lo que cientos de palestinos no podían regresar desde el país vecino a sus casas. También ayer palestinos organizaron un acto de protesta por la ocupación de la Casa de Oriente en Jerusalén Este.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.