24

La izquierda se juega el Govern esta semana. La encuesta del Instituto Balear de Estudios Sociales (IBES) para Ultima Hora muestra una mayoría clara de los partidos de izquierdas, con 30 diputados en la peor de las hipótesis y hasta 36 en la mejor opción –la mayoría está precisamente en 30–, pero con el riesgo de tener que depender del PI para gobernar si cae mucho la participación.

El estudio demoscópico deja claro que Francina Armengol podrá repetir mandato gracias a que el bloque de izquierdas aguanta si hay una gran presencia ciudadana en las urnas. En caso contrario, si la izquierda no vota y sí lo hace la derecha, PP, Cs y Vox podrían llegar a sumar 30 diputados con el PI en su mejor resultado.

El dibujo actual de la encuesta señala que el PSIB crece hasta convertirse por primera vez en el partido más votado, sus socios caen y la derecha sufre fruto de la profunda división en tres formaciones y del hundimiento del PP, que obtendría los peores resultados de su historia. Vox entra a costa de esa caída y Cs cuadruplica sus resultados.

El detalle de ese panorama revela una recuperación del PSOE, que podría llegar a los 19 diputados frente a los 14 actuales, un descenso de Més, que pasaría de seis a cuatro o cinco diputados en Mallorca y que se tendrá con conformar con dos de los tres que ahora tiene Més per Menorca.

Podemos también se desgasta y, frente a los diez diputados actuales, el IBES le otorga una horquilla de entres seis y ocho. Gent per Formentera, la coalición de izquierdas de esta isla, se hace con el único diputado en juego.

El panorama en la derecha

Al otro lado del espejo, entre los partidos de centro derecha, la situación es opuesta. El PP, el gran partido de la derecha en Balears, se desploma y puede llegar a perder una cuarta parte de los votos que obtuvo hace cuatro años. Desciende hasta el 21 por ciento de los votos, muy lejos del 45 o 46 por ciento de hace unos años, y sus actuales 20 diputados caen a una horquilla de entre 14 y 16 escaños.

Noticias relacionadas

El retroceso es más acusado en Mallorca, donde el partido pierde entre dos y tres diputados que se irían directamente a Vox. La formación de Jorge Campos entra en el Parlament con la posibilidad de formar grupo propio si obtiene su mejor resultado, pero se tiene que conformar con presencia solo en Mallorca, porque ni en Menorca ni en Eivissa tiene opciones de lograr escaño.

Ciudadanos es el partido de centro derecha que más crece, pero no logra su gran ambición: adelantar al PP y convertirse en líder de la oposición. Puede llegar a triplicar o cuadruplicar sus actuales diputados. Ahora tiene dos, y la encuesta del IBES le otorga entre seis y ocho escaños con presencia en las tres islas.

El PI puede mantener resultado y los tres diputados con que cuenta ahora en el Parlament. Si la izquierda no se moviliza, puede además lograr una de sus aspiraciones, a pesar de un cierto descenso de votos: terminar decidiendo quién ocupa el despacho principal del Consolat. También en el Consell de Mallorca será determinante, como explicó este diario en la encuesta publicada este sábado.

El panorama del Parlament es diáfano y también lo es en el Consell de Menorca, donde hay una mayoría de izquierdas suficiente para gobernar la institución con la suma de PSIB, Més y Podemos. Cs lograría asientos en el Consell menorquín a costa del PP, pero Vox y su cabeza de lista, Antoni Camps, quedarían fuera.

La situación no está tan clara en Eivissa y la encuesta deja en el aire cualquier opción. Hay un empate técnico entre PP y PSIB, que están cada uno de ellos con entre cuatro y cinco consellers, y ese cargo en disputa determinará si el Consell d’Eivissa gira a la derecha. Podemos pierde un conseller en Eivissa, Cs entra con entre uno y dos consellers y la duda está en Vox, que podría entrar en el Consell.

Las preferencias

Donde no hay duda es en la percepción de los ciudadanos sobre el candidato idóneo para presidir la Comunitat: Francina Armengol es la elegida por el 35 por ciento de la población. Detrás se sitúa Gabriel Company, (20 por ciento), y el tercero es el candidato de Cs, Marc Pérez-Ribas (15 por ciento). El resto son Juan Pedro Yllanes, de Podemos (10 por ciento); Jaume Font, del PI (9 por ciento); Miquel Ensenyat, de Més (8 por ciento) y Jorge Campos, líder de Vox, con el 4 por ciento.