Antoni Noguera, en una imagen de archivo. | ARCHIVO

30

Los candidatos de Més per Mallorca están convencidos de que el «voto útil» que benefició a los partidos de izquierda estatales en las elecciones del domingo no se repetirá en los comicios autonómicos, insulares y municipales del 26 de mayo.

«El voto útil sobre todo se plantea en las elecciones generales, no en las elecciones municipales», ha señalado el candidato nacionalista a la alcaldía de Palma, Antoni Noguera, que se ha mostrado convencido de que los electores tienen «otro registro» cuando escogen a sus representantes en las instituciones locales.

Més per Mallorca, que dentro de la coalición Veus Progressitas no superó el 5 % de los votos en las elecciones estatales del 28A, ha reunido a muchos de sus candidatos municipales y a los cabezas de las listas insulares y autonómicos para dar comienzo a la precampaña del 26M.

Noguera ha insistido en que los comicios del domingo no sirven de referente para los de mayo porque «ha habido un voto útil y un voto del miedo que no se repetirá».
Aunque ha admitido que Més asume que solo podría gobernar en coalición en Palma, el Consell de Mallorca y el Govern, ha indicado que en el caso del Ayuntamiento de la capital él aspira a «liderar el pacto de progreso».

Noticias relacionadas

«La suma progresista es importante (...), ya no hablamos de bipartidismo, hablamos de qué suma la izquierda y qué suma la derecha», ha sostenido.

Noguera ha señalado que su continuidad como alcalde es la garantía de que se llevarán a cabo proyectos como la reforma del Paseo Marítimo, la transformación de la antigua cárcel en centro cultural, la instalación de un autobús eléctrico con un carril exclusivo (trambús) y «que en todas las calles haya carril bici».

Junto al candidato a Cort ha comparecido el número uno de la lista de Més al Parlament, Miquel Ensenyat, que ha definido Més como «la primera fuerza de izquierdas en Mallorca en términos de implantación territorial».

«Nuestra fuerza es el municipalismo», ha subrayado Ensenyat, que ha recordado que en la legislatura que acaba Més per Mallorca ha tenido 20 alcaldes y unos 150 concejales.
En candidato a presidente del Govern ha atribuido a su partido el impulso de las leyes de residuos y cambio climático, del decreto de protección de posidonia, de la creación del parque natural de Es Trenc y de la ampliación del Parque de Cabrera.

También ha apuntado que ha sido el Govern -integrado por Més- el que ha ampliado en más de mil profesionales en cada caso las plantillas de los servicios sanitarios y de la educación pública.