Imagen de los Antònia Font, con la mujer que les cedió su nombre para triunfar en la música, tomada en 2005, en el marco de la entrega de los premios Primera Plana del Diari de Balears. | M. À. Cañellas

17

Antònia Font era un nombre anónimo. No demasiados le ponían cara, a pesar de que miles de personas corearon su nombre hasta la saciedad. Hace no mucho se prodigaba en carteles. En conciertos en campos de fútbol, con motivo de fiestas patronales. También en auditorios, en el marco de las giras de los nueve discos que entre 1998 y 2012 publicó la que, con toda probabilidad, ha sido la banda musical de Mallorca más seguida y celebrada por el público en los últimos años.

El relativo anonimato se rompe ahora, cuando Font ha decidido aceptar la oferta del expresidente catalán Carles Puigdemont para concurrir de forma simbólica en su lista de cara a las elecciones europeas. Este hecho ha devuelto viejas preguntas cuyas respuestas puede que algunos desconozcan. ¿Quién es Antònia Font? ¿Por qué ese nombre para una banda?

Desde sus inicios, en muchas entrevistas, a los Antònia Font les preguntaron en innumerables ocasiones cuál era la razón de que un grupo de cinco chicos tuviera nombre de mujer. Inevitablemente las malas lenguas hicieron correr algunas teorías apócrifas; leyendas jamás reconocidas por sus protagonistas. Una vez, alguno de los integrantes confesó que les parecía gracioso adoptar un nombre de chica, y de entre todas sus compañeras de universidad el elegido fue el ya conocido por todos. Les resultaba sonoro, contundente y bello.

Noticias relacionadas

Compromiso

Antònia Font vendió miles de discos y llenó escenarios allá por donde fue, especialmente en Baleares, Cataluña y Valencia, pero también más allá de los territorios de lengua catalana. Aglutinaron numerosos premios y reconocimientos en su trayectoria, que voluntariamente decidieron detener y que solo han retomado en contadas ocasiones, para apariciones especiales, siempre con un trasfondo de calado. Lo hicieron encabezando el cartel del concierto del Parc de N'hereveta de Porreres en apoyo a la Assemblea de Docents, en 2013. Del mismo modo, decidieron participar en el concierto por la libertad de expresión, vivido hace apenas un año en Palma, a raíz del caso Valtonyc.

Los hermanos Pau y Pere Debon, Joan Miquel Oliver, Pere Estarellas y Jaume Manresa son gente comprometida; muchas veces lo han demostrado. Y Antònia Font también lo es.

Filóloga y docente, ha desempeñado labores de portavocía para la sección de enseñanza de la Unión Obrera Balear (UOB), y como tantos otros, formó parte de la Assemblea de Docents que sirvió de punta de lanza para contrarestar desde las aulas y en la calle la imposición del TIL del Govern de José Ramón Bauzá. Este currículum ha sido clave para que Puigdemont decidiera ofrecerle a Font uno de los lugares en su lista. Ella aceptó y de este modo se ha convertido en una de los tres mallorquines de Puigdemont para las elecciones europeas.