Guillem Balboa, alcalde de Alaró | Redacción Brisas

23

Guillem Balboa no repetirá como alcalde de Alaró, ni siquiera será candidato. El todavía primer edil, el primero negro de la Isla, confirmó el pasado fin de semana en la asamblea local de Més per Alaró que no optará a la reelección. La razón es que Balboa será el número dos de la lista por su partido al Consell de Mallorca y que Més considera que el que encabece la lista de Alaró debe poder dedicarse «a tiempo completo» al pueblo.

«Me presenté para elegir al coordinador de Més per Mallorca y me designaron junto a Bel Busquets. También me presenté a las primarias al Consell y seré el número 2 de la lista. Ya lo habíamos debatido dentro de la agrupación local de Més: el alcalde o candidato a alcalde ha de poder dedicarse full time al pueblo. Y este no es mi caso», se justificó Balboa.

A seis meses de acabar la legislatura, ¿cómo valora Balboa su experiencia como alcalde? «De la gestión municipal ya haremos balance más adelante, junto a los compañeros del PSOE, que también han formado parte del gobierno. En cuanto a la experiencia como alcalde, ha sido muy enriquecedora. Me ha dado una madurez en relación a la política de la que yo carecía. Piense que antes de 2015 yo no tenía experiencia ni siquiera como militante de un partido», indicó Balboa. «Estos 4 años me han parecido 8. Han sido muy intensos, he reforzado unas convicciones y he matizado otras», añadió.

Tras la renuncia de Balboa, Més per Alaró ha abierto un período para que los interesados puedan presentar candidatura a encabezar la lista municipal. De momento (el plazo acaba el sábado) ha presentado candidatura Aina Sastre, regidora y directora insular de Política Lingüística. Sastre es también conocida porque fue la primera mujer cossiera de Alaró.

«Tras cuatro años de gestión municipal y darle muchas vueltas [..., he decidido presentarme», publicó Sastre en su Facebook. Si hay otros candidatos, Més celebrará primarias; si no los hay, Sastre optará a la Alcaldía.