El líder del PP Mariano Rajoy (2d), junto al expresidente del Gobierno, José María Aznar (3i); la directora de la campaña del partido, Ana Mato (i); el vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons (i), y la secretaria general, María Dolores de Cospedal (d), al comienzo de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de los populares. | Manuel H. de Le

60

El líder del PP, Mariano Rajoy, quiere que su Gobierno esté constituido antes de Navidad y ha hablado ya con el presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, para iniciar desde mañana mismo un traspaso que ha presumido «modélico».

Así lo ha manifestado en rueda de prensa la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tras la reunión del Comité Ejecutivo del partido que se ha reunido esta tarde para analizar los resultados de las elecciones de ayer.

Rajoy ya ha hablado con Zapatero y se ha mostrado «muy satisfecho» de la conversación «en los términos de realizar un traspaso de funciones modélico que comenzará a partir de mañana mismo» y que coordinará la exportavoz parlamentaria del PP Soraya Sáenz de Santamaría.

Ella coordinará a un equipo de dirigentes cuyas identidades y número se conocerá próximamente, en cuanto la número dos de Rajoy en la lista electoral tenga una primera toma de contacto con el interlocutor elegido por el Gobierno, han puntualizado fuentes del PP.

La idea que manejan los populares es que la coordinación de Sáenz de Santamaría permita formar el nuevo Gobierno lo antes posible, siempre antes del día de Nochebuena, aunque sin vulnerar los trámites legales establecidos.

Cospedal, en este sentido, ha recordado que una vez se constituyan las Cortes, hay cinco días de periodo para que se formen los grupos parlamentarios. Éste sería un plazo que podría estrecharse, de modo que en un día puedan quedar compuestos los grupos.

También ha subrayado la secretaria general que en lo que dependa del PP el debate de investidura se llevará a cabo «lo antes posible».

Para ello, el PP, aunque en estos primeros compases del traspaso no lo hará Mariano Rajoy, quiere hablar con los grupos parlamentarios para agilizar el proceso a través de «contactos formales» y reuniones «no públicas».

El primero de los partidos con los que abordará la agilización del traspaso de poderes el Partido Popular será el PSOE, ya que agrupa las dos terceras partes del voto de la oposición, como ha destacado la secretaria general.

El PP descarta un diálogo con Amaiur de cara a los contactos

Por otro lado, Cospedal ha manifestado que el PP descarta sostener un diálogo con la coalición Amaiur en el contexto de los contactos informales que irá manteniendo en las próximas semanas con todos los partidos políticos con representación parlamentaria.

«El PP quiere hablar con todos los partidos que tengan un objetivo amparado en la Constitución, y este no es el caso», ha subrayado Cospedal en rueda de prensa en la sede de la calle Génova tras la reunión del Comité Ejecutivo que ha presidido el próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para valorar los resultados electorales.

La dirigente 'popular' ha explicado que en las próximas semanas el PP irá manteniendo contactos «informales» con los partidos políticos de cara a la constitución de las Cortes Generales el próximo 13 de diciembre, así como contactos «formales» con el Gobierno en funciones. Sin embargo, ha descartado que estas conversaciones incluyan a la coalición Amaiur, formada por representantes de la izquierda abertzale.

Según Cospedal, el PP hubiera «preferido» que Amaiur no hubiera obtenido representación parlamentaria -la coalición ha logrado 11 escaños en el Congreso--, y aunque ha manifestado que el «voto nacionalista es elevado», ha reconocido que «en otras épocas lo ha sido más».

Noticias relacionadas

Por ello, la también presidenta de Castilla-La Mancha ha señalado que «hay que tomarse las cosas con prudencia» y que el PP defenderá sus «principios» en lo que respecta a este asunto.

Caída en bolsa y reacción internacional

Por otra parte, Cospedal ha rechazado relacionar la caída en la bolsa este lunes y el estado de la prima de riesgo con el resultado de las elecciones generales y ha recalcado que el triunfo de Mariano Rajoy ha sido «bien visto por los organismos internacionales y en el ámbito internacional».

En rueda de prensa en Génova tras la reunión del primer Comité Ejecutivo Nacional después de la victoria en las urnas del PP, Cospedal ha defendido que esta jornada ha sido «un día concreto», pero ha negado que sea «más indicativo» de algo más aparte de que demuestra que «los milagros no existen». «No es significativo a la hora de ligarlo con el cambio político en España», ha afirmado

Dicho esto, la también presidenta de Castilla-La Mancha ha defendido que una vez se ponga de manifiesto lo que «se va a hacer» desde el Gobierno con Mariano Rajoy al frente, algo que ocurrirá «dentro de muy poco», se podrán ver «resultados con prontitud».

Su programa de gobierno, en su discurso de investidura

En concreto, ha explicado que el futuro presidente del Gobierno dará a conocer «lo que vaya a hacer» en su discurso durante el debate de investidura, que se celebrará una vez se constituyan las Cortes y en el que dará a conocer «todo su programa de gobierno».

Por lo que se refiere a la crisis de la deuda soberana, según ha explicado Cospedal, Rajoy ya ha adelantado que considera que «no va a haber milagros» y que la solución tiene que venir de «una estrategia conjunta y planificada de toda la zona euro» para «salvar» la deuda soberana.

Además, Rajoy ha recalcado que igual que su Gobierno se comprometerá a «cumplir» sus obligaciones y los objetivos marcados por la UE, España debe «exigir en Europa» que aquellos que cumplan vean reconocido este trabajo y que se debe «ayudar» a los países que «manifiesten su voluntad de cumplir y la hagan efectiva».

Según ha explicado Cospedal, Rajoy ha transmitido esta mañana este mensaje a la canciller alemana, Angela Merkel, durante la conversación telefónica que han mantenido.

«Lo que está meridianamente claro es que España no se puede seguir financiando al 7%», ha recalcado Cospedal, para después insistir en la necesidad de una «estrategia operativa» conjunta de las instituciones europeas que garantice «la solvencia de la deuda soberana».

Cospedal ha explicado que la «delicada situación de la economía» española ha sido abordada durante la intervención de Rajoy a puerta cerrada ante los miembros del Comité Ejecutivo Nacional. A este respecto, ha asegurado que el presidente del PP se ha comprometido una vez más a que la «primera regla» que aplicará será «decirle la verdad a los españoles» en todo momento y contar con todos los ciudadanos, porque está convencido de que de la crisis tienen que salir «todos los españoles juntos».

A partir de ahí, ha recalcado que el resultado de las urnas ha mostrado que los españoles dan al PP un «mandato» claro para «realizar las reformas necesarias» para salir de la crisis y para tener «un Gobierno presidido por el rigor, la seriedad, el trabajo, la constancia y la perseverancia en la consecución de la salida de la crisis y la lucha contra el desempleo».

Dicho esto, Rajoy también ha recordado que el PP tiene «un compromiso inequívoco y rotundo con Europea y con las instituciones europeas», así como con el euro. El PP, ha recordado Cospedal, es consciente de que España tiene que «cumplir» con sus «responsabilidades» y está convencido de que «cumplirá con sus obligaciones».

Pero, al mismo tiempo, España también va a exigir ser «esta vez protagonista de todas las reformas» y de todos los «refuerzos» que se hagan del euro en el futuro. Precisamente, según ha dicho Cospedal, Rajoy ha entendido que el respaldo de los españoles es también a la «voluntad clara e inequívoca de colaborar en el fortalecimiento del euro y las instituciones europeas».