El presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este mediodía en la sede del PSOE después de que la Ejecutiva del partido haya realizado el primer análisis de la derrota electoral de los socialistas. | Juan Carlos Hidalgo

28

El presidente en funciones del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha abogado hoy por un congreso federal para elegir una nueva dirección tras el descalabro de ayer y ha dicho que el Comité Federal del próximo sábado decidirá la fecha, posiblemente para la primera semana de febrero.

Zapatero ha comparecido en rueda de prensa después de presidir la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, en la que se han analizado los malos resultados de las elecciones de ayer y en la que han tomado la palabra sus 37 miembros, entre ellos el candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba.

«Teníamos todo el viento en contra», ha apostillado Zapatero sobre los resultados del 20N y tras señalar que toda la Ejecutiva Federal ha coincidido de manera unánime en que los datos han sido malos.

La Ejecutiva Federal ha convocado para el próximo sábado al Comité Federal, al que se propondrá la celebración de un congreso ordinario del PSOE, previsiblemente para la primera semana de febrero.

No se adelantará el traspaso de poderes

El presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado este lunes que no prevé que los plazos para el traspaso de poderes se adelanten, ya que los tiempos están «tasados», si bien ha ofrecido su «máxima colaboración» y «diálogo» al Partido Popular (PP).

Noticias relacionadas

En rueda de prensa en la sede socialista de Ferraz tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE que ha valorado los resultados electorales de este domingo, Zapatero ha explicado que el «plazo legal» es que las Cortes Generales se constituyan el próximo 13 de diciembre, fecha a partir de la cual será la Mesa del Congreso de los Diputados la que decida la celebración del debate de investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo en funciones ha ofrecido su «disposición» y su «máxima colaboración» al PP. «El sentido de la responsabilidad del Gobierno es máxima y no va a haber en ese sentido ni el más mínimo problema», ha señalado.

Diálogo «obligado»

A este respecto, Zapatero ha indicado que es «previsible» que en los próximos días mantenga «un diálogo» con Rajoy, tanto porque es algo «obligado» de cara al traspaso de poderes como porque es «natural» y lo «aconseja» la situación de grave crisis económica.

«La situación es complicada y tenemos la disposición máxima a afrontar lo que haya que afrontar, y espero y deseo que ocurra con la mayor disponibilidad y calma posibles», ha subrayado.

En este sentido, Zapatero ha expresado su deseo de que, «más allá» del «mal» resultado de las elecciones del domingo para el PSOE, que ha sufrido una grave derrota, al contrario del PP, que ha logrado la mayoría absoluta, «las cosas vayan bien y mejoren las cosas para España». «Los ciudadanos en democracia siempre tienen razón, siempre aciertan», ha añadido.