Apretón de manos entre el presidente del Gobierno en funciones y el líder de Podemos tras firmar el principio de acuerdo para compartir un gobierno de coalición tras las elecciones generales. | Europa Press

16

El acuerdo de Gobierno de coalición firmado este pasado martes en el Congreso de los Diputados entre PSOE y Unidas Podemos contempla un ejecutivo con tres vicepresidentes, entre ellos el líder de la formación morada Pablo Iglesias.

Fuentes de la negociación lo han confirmado al canal 24h de TVE, siendo las otras dos vicepresidencias ostentadas por Carmen Calvo y Nadia Calviño. La de Calvo sería una vicepresidencia con carácter político y la de Calviño económico. Falta por ver las atribuciones de Iglesias como vicepresidente del primer Gobierno de coalición de la democracia española.

Esta situación se produce a raíz del cambio de escenario político derivado de los resultados de las elecciones generales del pasado 10N, y del convencimiento de la necesidad de un acuerdo entre las fuerzas progresistas sin líneas rojas ni vetos.

Esto comprende tanto las reticencias de los socialistas por admitir la presencia de Pablo Iglesias en el Consejo de Ministros, como la de Unidas Podemos ante Nadia Calviño puesto que, en otro contexto, preferían un nombre más a la izquierda.

Noticias relacionadas

Así se cerró el acuerdo

Además de una de las tres vicepresidencias Unidas Podemos gestionaría tres carteras de contenido social aún por determinar, y previsiblemente la número dos por Madrid de Unidas Podemos, Irene Montero, se haría cargo de una de estas según fuentes conocedoras de la negociación.

Según estas mismas fuentes el acuerdo se fraguó a partir de la tarde del lunes, pocas horas después de conocer los resultados electorales, cuando el equipo de Pedro Sánchez llamó a Pablo Iglesias y compartieron un café en el Congreso de los Diputados. Esa misma noche y vía conversación telefónica, fueron Adriana Lastra por parte de los socialistas e Irene Montero por Unidas Podemos, las que marcaron los ejes centrales de la acción de Gobierno a desempeñar por parte del nuevo ejecutivo progresista.

Ya el martes siguieron los contactos y se concertó un breve encuentro y después una convocatoria sin preguntas para dar a conocer la noticia del acuerdo, anticipada por el coordinador federal de IU Alberto Garzón a través de las redes sociales. Fue una convocatoria sin muchas explicaciones y en la que estuvieron presentes los máximos artífices de la alianza entre PSOE y Unidas Podemos.