Francina Armengol, durante su discurso en el Consejo Político extraordinario del PSIB-PSOE. | Laura Becerra

70

La secretaria general de los socialistas de Baleares y presidenta del Govern, Francina Armengol, ha empezado su discurso en el Consejo Político extraordinario del PSIB-PSOE, celebrado este sábado en la sede de la formación en Palma, mencionando la campaña «breve e intensa» que deberán hacer los partidos políticos. Armengol, de cara a las elecciones generales del 10N, ha recalcado que los socialistas de Baleares son la «vanguardia» del socialismo español aludiendo a políticas «pioneras» como las ayudas públicas a los sectores de la sociedad con más dificultades económicas, la ley de Memoria Democrática o el copago farmacéutico.

«Cuando Pedro Sánchez ha puesto en marcha ciertas políticas pioneras nosotros ya lo habíamos hecho antes. Esto proviene de un debate profundo de ideas dentro de nuestro partido abierto a la gente. Hemos planteado ideas novedosas. Tal vez porque somos un territorio frágil y limitado», ha expresado Armengol.

La líder socialista ha pedido «movilización» para la próxima cita electoral puesto que «el fantasma de la derecha y la extrema derecha ya no es tal, sino que es real. Están gobernando y las políticas que aplican son muy reales». Según ella, dichas políticas afectan «al corazón y el bolsillo de los más débiles, de la clase media, de los jóvenes y de los pensionistas», tal como ya está pasando «en Andalucía o Madrid».

En contraposición, ha expuesto Armengol, los socialistas son «un partido de izquierda, progresista y que sabe defender los derechos de los más vulnerables» desde «el ecologismo y el feminismo».