La mayoría de bancos ofrecen son préstamos personales, pero hay algunos, como Cetelem, que los ofrecen para viajar concretamente.

Si estás planeando tu próximo viaje, quizás te estés planteando la posibilidad de financiar tus vacaciones. ¿Conoces las alternativas que existen? Es posible financiar viajes por medio de una agencia, con el banco o con una tarjeta de crédito. Veamos cuáles son las diferencias entre estas tres alternativas.

¿Qué opciones tengo para financiar mis vacaciones?

Si el presupuesto para ese viaje que tanto deseas realizar es un poco elevado y no puedes permitirte pagarlo en este momento, existe la posibilidad de pagarlo a plazos. Es más, existen tres posibles formas para ello.

Financiación de vacaciones con la agencia

Las agencias de viajes suelen ofrecer la posibilidad de pagar tus vacaciones contratadas con ellos a plazos. Sin embargo, no es posible elegir cualquier viaje. Normalmente suelen dar la opción de financiación si son paquetes vacacionales (vuelo+hotel, por ejemplo) o viajes en grupo, organizados… Por ello, el importe a fraccionar se limitará a lo que ellos ofrezcan.

Los plazos para pagar no suelen ser extensos y no se permite una amortización anticipada. Y aunque normalmente no cobran intereses, la agencia suele llevarse algún tipo de comisión.

Aun así, contratar a través de una agencia es bastante cómodo, sin embargo, al ser esta un intermediario, lo que suele resultar un poco difícil es conocer la información de tus préstamos para viajes (plazos pendientes, por ejemplo).

Solicitar los préstamos para viajes al banco

Es la opción de estas tres que más flexibilidad aporta, pues mientras que con las agencias solo puedes financiar las vacaciones que ellos te ofrezcan, los créditos para vacaciones del banco permiten que financies el viaje que tú desees, con un importe elevado.

Los plazos para pagarlo son mayores que con la agencia y con la tarjeta de crédito, aportando mayor comodidad. Además, esta opción sí permite una amortización total o parcial. Los tipos de interés y de comisiones no son elevados y con el banco es muy sencillo obtener la información que requieras sobre el crédito. La única pega es que, en ocasiones, exigen vinculación con ellos, como tener cierta antigüedad o contratar otros productos.

En realidad, la mayoría de bancos lo que ofrecen son préstamos personales, pero hay algunos, como Cetelem, que los ofrecen para viajar concretamente. ¿Estás barajando opciones de préstamos para vacaciones? Financia tu viaje con Cetelem y comprueba tú mismo todas sus ventajas.

Financiar el viaje con la tarjeta de crédito

Mientras se disponga de saldo, es posible aplazar los pagos. Por lo tanto, financiar las vacaciones con una tarjeta de crédito, es posible.

Si eliges esta opción, ahorrarás mucho tiempo, pues esta funciona inmediatamente. Además, podrás pagarte cualquier viaje que desees, sin necesidad de que sea un pack. Eso sí, teniendo en cuenta el propio límite de la tarjeta.

Otra ventaja respeto a las dos opciones anteriores es que la tarjeta en sí puede llevar asociados ciertos seguros, como de accidentes y asistencia, ahorrándote el contratarlos aparte.

Sin embargo, también tiene un gran contra: los intereses. Si vas a pagarlo en varios plazos en lugar de todo a final de mes, el viaje acabará saliéndote más caro. Esto es así porque los intereses que tienen las tarjetas de crédito suelen ser mucho mayores que los de un préstamo bancario o las comisiones de agencias.

Como ves, financiar viajes no tan es complicado como algunas personas pudiesen pensar… ¡a veces es más difícil elegir el destino!