Creatividad sobre cuatro ruedas

| | Eivissa |

Valorar:
Visto 260 veces
preload
Christian Sarnelli puso en marcha Weloveibiza Art-Car en el año 2016.

Christian Sarnelli puso en marcha Weloveibiza Art-Car en el año 2016.

01-01-1980 | WebIbiza Art-Car

Christian Sarnelli pisó por primera vez Eivissa con 15 años. Desde el primer momento se enamoró “de la isla, de su naturaleza, de la fiesta y de la buena onda que había entre las personas. Me parecía un lugar diferente a todos los demás, donde la gente se salía un poco de los esquemas establecidos y vivía de otra forma”. Llegó en barco con su Citröen Saxo de 1997, “mi mejor amigo”, según relata. Se trata de un coche robusto, que “por poco que lo cuidara era fiable y menos costoso de mantener que los vehículos nuevos. Nunca me dio ningún problema”.

Christian trabajaba las temporadas de verano en Eivissa y en invierno se dedicaba a viajar, hasta que en 2016 decide poner en marcha un proyecto que aúne sus ideales: “El reciclaje, el amor por la naturaleza, la creatividad y el carácter social y de ayuda”.

Fue así como nació Weloveibiza Art-Car, un proyecto que consiste en el reciclaje de coches antiguos basándose en la creatividad, ya que les da una nueva vida y una nueva apariencia estética. “Cuando empecé buscaba coches que no fueran demasiados modernos, principalmente de la época del año 2000, de las marcas Peugeot y Citröen. Todas las marcas antes hacían los productos con intención de que duraran más, ahora no. La base de mi proyecto es el reciclaje y combatir la obsolescencia programada”, explica Sarnelli, quien señala que, tras la compra, se hace una “detallada puesta a punto de la parte mecánica para luego pasar a la restauración de la carrocería y de los interiores de los vehículos.

Por último, con la colaboración de artistas y su creatividad, los pintamos y obtenemos un producto único, hermoso y 100% reciclado”. En este proyecto han colaborado artistas como Txemy, Lauro Samblas y Amaya Arrazola del colectivo artístico Bali Green de Barcelona, el ibicenco Hosh y el italiano Rossano Poletti.

Cuando los coches 'art-car' están listos “salen al alquiler y los clientes van llevando las creaciones a todos los rincones de Eivissa. No hay mejor manera de disfrutar de las vacaciones o de algún evento especial que conducir un ‘art-car’".

Unos coches que, según cuenta su creador, también están disponibles para eventos artísticos y decoración de ambientes. Pese a trabajar principalmente con coches del año 2000, Sarnelli asegura que si alguien con un coche de años posteriores quiere darle un nuevo aire más artístico también se puede pintar.

CREATIVIDAD. Weloveibiza Art-Car destaca por la creatividad y por su vertiente social. “La creatividad es un estímulo que te ayuda a superar los momentos difíciles. Cuando se presentan ocasiones siempre hacemos algo divertido. Lo más importante es pasarlo bien sin prejuicios”.

En este sentido, han organizado varias sesiones de fotos, como la que hicieron en una residencia para personas mayores, donde llegaron con los “art-car” y los residentes se vistieron con ropa juvenil y de estilo hip hop. “Ellos se lo pasaron genial y nosotros encantados. Lo que quisimos expresar con esta experiencia es que si eres joven por dentro, la edad no importa”, precisa Sarnelli.

Por el momento, Weloveibiza Art-Car no dispone de un espacio físico en el que poder contemplar las creaciones, una idea que no descarta para un futuro próximo.

Entre sus metas a medio plazo destaca la creación de un “‘art-tour’, que sería alquilar un ‘art-car’ a un cliente e ir con él haciendo un servicio complementario de asesoramiento cultural. Por ejemplo, salir del hotel e ir a Santa Gertrudis a visitar un taller de artistas o de artesanos; hacer algo dinámico y cultural”. En Facebook e Instagram se pueden ver sus creaciones en ‘weloveibiza art-car’.