La gestión de riesgos

|

Valorar:

La teoría de los subconjuntos borrosos se remonta a 1965 por la definición de la lógica difusa del Dr. Lotfi A. Zadeh (fallecido el pasado 6 de septiembre) y desarrollada posteriormente por el principio de la simultaneidad gradual que permite una modelización más cercana en la gestión empresarial en general y en especial en la gestión de riesgos que hoy comentamos, y si aceptamos la calificación de Ulrich Beck de que nuestra sociedad es la sociedad del riesgo, solo las empresas que tengan capacidad de crear cultura del riesgo saldrán vencedoras de este nuevo orden mundial y una de las respuestas está en las investigaciones apoyadas en las matemáticas de la certeza y del azar.

Para la Prof. A. Gil en el contexto actual es cada vez más difícil realizar previsiones basándose únicamente en la extrapolación de los datos históricos, ya que el entorno cambiante sometido a la progresiva y rápida evolución de los sistemas sociales, las nuevas técnicas de gestión de empresas, las TIC, el desarrollo de nuevos mercados y un largo etcétera hacen necesarias nuevas herramientas al servicio de las empresas.

Nos estamos refiriendo a modelos capaces de albergar operadores híbridos, es decir, aquellos que permitan el tratamiento y resolución de operaciones tanto numéricas como no numéricas.

La administración de riesgos es reconocida como una parte integral de las buenas prácticas gerenciales y consiste en la aplicación sistemática de políticas y procedimientos de control interno con objeto de: establecer el entorno, identificar, analizar, evaluar, mitigar, monitorear y comunicar el riesgo.

En las empresas existe una gran cantidad de riesgos que generan una posibilidad de desviación de los resultados esperados, pero que no es posible determinar su probabilidad, aunque se tenga información de los riesgos en períodos anteriores. La insuficiencia de información, los cambios que se producen en las empresas y su entorno y el que los riesgos no se identifiquen con el azar sino con la incertidumbre dificultan la aplicación de los modelos tradicionales de evaluación de riesgos.

En la búsqueda de procedimientos que permitiesen trabajar adecuadamente en situaciones de incertidumbre y a la vez con la información subjetiva que representa la opinión de los expertos, se ha recurrido a la teoría de los subconjuntos borrosos, que es aquella parte de las matemáticas adaptada tanto al tratamiento de lo subjetivo como de lo incierto.

La opinión de los expertos tiene como marco de referencia el conocido Informe COSO sobre evaluación del control interno, en este caso en el área de los riesgos. Los riesgos identificados y analizados con opiniones subjetivas de varios expertos, permite a partir del método Fuzzy Delphy obtener una estimación más acertada de las variables que componen cada riesgo, posibilitando a través de una matriz probabilidad/impacto su jerarquización en función del nivel de riesgo pre-establecido.

La técnica descrita permite evaluar los riesgos con rigor a partir de opiniones de expertos y posee las ventajas de que puede ser operable a través de una aplicación Excel.

Amigo empresario, estas nuevas herramientas deben plantearse como una oportunidad en la gestión empresarial en un mundo que se ha vuelto más complejo, más rápido y con más riesgos y que hace preciso recurrir a sistemas que permitan incorporar a la información empresarial los riesgos asociados debidamente cuantificados en su impacto económico en los estados financieros.