Automóviles Coll, 50 años dedicados a la automoción

|

Valorar:
Visto 376 veces
preload
El interior del concesionario durante sus primeros años de vida.

El interior del concesionario durante sus primeros años de vida.

23-02-2016
Automóviles CollAutomóviles Coll

Automóviles Coll está de fiesta. Se cumplen 50 años desde que el fundador, José Coll Oliver, obtuvo la concesión de Simca en Palma. Hoy, Coloma Coll y sus hijos Pep Joan, Aurora y Ana, que forman la segunda y la tercera generación, continúan el negocio familiar fieles a su estilo, definido por el trato familiar, la profesionalidad de sus trabajadores y la seguridad que ofrece una empresa consolidada.

GARAJE COLL. El origen de la empresa se remonta al año 1948, cuando José Coll Oliver abrió el Garaje Coll de custodia y mantenimiento de automóviles, como también de coches de lujo con conductor para servicios a agencias como Viajes Meliá y a hoteles como Maricel y Bendinat, que en aquel tiempo recogían a los clientes en el aeropuerto y estaban a su servicio durante su estancia en la isla. También se dedicaba a la compraventa de vehículos de segunda mano, que en su mayor parte se adquirían en Barcelona.

Gracias a los contactos que hizo Coll en la ciudad, le ofrecieron en 1966 la posibilidad de ser agente de Simca francesa en Mallorca. Esto conllevaba poder vender coches de importación y de matrícula turística.

A los pocos meses, Simca francesa se asoció con Barreiros para la fabricación de los vehículos Simca en España en su fábrica de Villaverde (Madrid).

Coloma Coll -Mita-, hija única, recuerda haber vivido toda su infancia entre coches y, sin darse cuenta, se vio inmersa en el negocio de la automoción. En 1970 se convirtió en la primera mujer en liderar un concesionario con la apertura de Automóviles Coll Manacor, que fue el primer concesionario de coches en la población.

Simca evolucionaría a distintas marcas, primero Chrysler en el año 1970 y después Talbot en el 78. En 1981 estrenaron sus actuales instalaciones en el polígono Son Castelló, en Gran Vía Asima, y en 1983 pasó a ser Peugeot.

Automóviles Coll siempre ha contado con el apoyo de un gran equipo de profesionales, además de una extraordinaria relación con el fabricante, explica Pep Joan Forteza Coll, actual gerente de la empresa y que forma parte de la tercera generación vinculada al negocio junto a sus hermanas Aurora y Ana.

El grupo de empresas Coll está formado, entre otras, por el concesionario Automóviles Coll de Palma, ubicado en Gran Vía Asima 16 del polígono Son Castelló, y Automóviles Coll Manacor, en la calle Vía Palma 108. Motorisa, distribuidor exclusivo de vehículos industriales de Renault Trucks en Balears, y Motorisa Lloguer, dedicada al renting de vehículos industriales y de distribución, ambas dirigidas por Bernat Bauçà.

LAS CLAVES DEL ÉXITO. El gerente Pep Joan Forteza explica las claves del éxito de Automóviles Coll: “Tenemos una gama de coches actual, renovada y que gusta mucho. Además, nuestros trabajadores llevan con nosotros muchos años y son un elemento fundamental para la empresa. A modo de ejemplo, los clientes no solo repiten de marca, también buscan a la misma persona que les atendió. También el taller es una garantía de calidad. Ofrecemos un trato familiar, y el hecho de que llevemos 50 años con la misma marca ofrece tranquilidad y seguridad a todos nuestros clientes, que saben que pueden contar con nosotros”.

En la actualidad, Automóviles Coll cuenta con un centenar de trabajadores en sus concesionarios de Palma, Manacor y Motorisa.

Aseguran que la llegada de las nuevas tecnologías ha cambiado radicalmente la forma de vender. “Cuando empecé, los clientes esperaban el coche ocho meses”, recuerda Mita, mientras que hoy en día el cliente se informa por internet y en las redes sociales. No obstante, hay algo que sigue intacto, asegura Pep Joan: “El cliente quiere ver el coche físicamente, y quiere probarlo, y nosotros además le ofrecemos confianza y tranquilidad”, concluye.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.