La economía balear recupera la fortaleza

| |

Valorar:
preload
Imagen del reportaje sobre el precio de la vivienda.

Imagen del reportaje sobre el precio de la vivienda.

Aina Ginard

La vuelta al crecimiento económico, aunque lenta, ha centrado las páginas de Economía, sin olvidar las consecuencias negativas de seis años de recesión, como son el desempleo, la temporalidad laboral, el cierre de empresas y comercios o el deterioro de las condiciones de vida de las familias menos favorecidas. Junto a estos factores, el año ha venido marcado por acontecimientos como las elecciones autonómicas, el relevo en la Banca March y la pérdida de la cogestión aeroportuaria de Son Sant Joan.

La cuarta generación ha llegado al poder en la Banca March. Juan March de la Lastra sustituyó a su padre Carlos en la presidencia de la entidad el pasado 22 de julio. La entidad cerró 2014 con beneficios de 114,90 millones de euros, un 124,22% más que en 2013. Además Banca March y los hermanos March Delgado controlan el 66,7% de la Corporación Financiera Alba. El origen de la banca data de 1926, cuando la fundó Juan March Ordinas. Además, las dos ramas de la familia -March Delgado y March Cencillo- ostentan la propiedad de multitud de fincas, en las que destacan S‘Avall, entre ses Salines y Santanyí, Ses Comunes en Petra, y Ternelles y Es Cosconar, en Escorca.

Balears ha perdido de manera definitiva la batalla de la cogestión aeroportuaria. Con la privatización de AENA, aunque sigue controlada por el Estado con mayoría del accionariado, se ha acabado con esta histórica aspiración de los responsables políticos de la Comunitat.

Para empresarios, economistas y sindicatos, la recuperación del empleo era una cuestión pendiente a finales del pasado año para poder consolidar el repunte económico. El balance del año no era malo, pero quedaba un largo camino por recorrer, y sobre todo en el terreno laboral.

Del mismo modo, los máximos responsables del sector bancario en Balears valoraban que en 2014 se consiguió revertir la situación económica pero pensaban que no se podrá hablar de recuperación total hasta que mejorase el empleo. De este modo, consolidar la recuperación se alzaba como el gran objetivo del año 2015.

LIDERAZGO PITIUSO. Balears está dejando atrás la crisis poco a poco, y las Pitiüses se alzan como la locomotora de Balears. Eivissa y Formentera presentan un crecimiento del PIB tres veces superior al de Mallorca y Menorca, y tanto el número de turistas como el gasto crecen más que en el resto de islas. Además, Eivissa destruyó menos empleo y creaba empresas cuando en el resto de Balears se destruía tejido empresarial. Además, las Pitiüses marcan el ritmo de la construcción en Balears. En el primer trimestre de 2015 la inversión en el sector aumentó un 80% en Eivissa y Formentera, aunque no puede decirse que el sector haya superado la crisis económica.

Balears es de los ricos del sur de Europa. El Eurostat revela que la desigualdad interregional afecta a toda la Unión y que el bienestar de las Islas se sitúa en la media europea. Sin la losa del déficit fiscal, que asciende a 1.330 millones de euros cada año, la Comunitat subiría cuatro puestos en el ranking de bienestar por regiones de la Unión Europea. Balears tiene un PIB per cápita de 26.200 euros, similar a la Costa Azul francesa, a las capitales de Grecia y Hungría, las regiones más pobres de Países Bajos y a las intermedias de Italia.

El mercado de coches remonta en las Islas. Las matriculaciones de vehículos subieron en 2014 un 19% hasta las 24.710, gracias al Plan PIVE y a la mejora de la confianza de los consumidores. Seat fue la marca más vendida y el modelo, el Ibiza.

Balears tiene el gasto por habitante más alto de España en textil. La cifra de compras de ropa y complementos del hogar por persona y año roza los 500 euros gracias a la gran afluencia de turistas y al auge de la moda.

Los fondos de inversión ganan cuota de mercado. Más de 100 mil ciudadano de Balears tenían invertidos 2.752 millones de euros al finalizar el pasado 2014, un 39% más que en 2013. En general, la rentabilidad ha aumentado en los últimos años.

Otros factores analizados por El Económico son la inflación, que sigue subiendo y lidera el crecimiento de los precios en España, y el sector primario, que ha salvado la temporada con cosechas inferiores al año pasado pero precios que han aguantado. Tomàs Cortès y Biel Torrens señalaban que los peor parados han sido los ganaderos, cuyas ventas no cubren costes desde principios de año.

El PIB de Balears resiste mejor la crisis, aunque el paro se dispara. En cambio, en tiempos de bonanza el desempleo se sitúa muy por debajo de la media española, mientras que el Producto Interior Bruto crece a menor ritmo que la mayoría de las comunidades. Y Balears pierde 8.507 millones cada año por la insularidad. Durante este año por primera vez un estudio ha cuantificado el agravio comparativo que sufre Balears. El PIB aumentaría un 35,1% porque tendría más actividad comercial si no tuviera el sobrecoste de estar separadas de la Península. En consecuencia, el Estado tendría que igualar los costes de transporte con los que se pagan en la Península, lo que equivaldría a compensar a Balears con el 100% de exportaciones y el 20% de importaciones.

Sin embargo, todavía quedan las secuelas de la crisis. La desigualdad se ha instalado en las Islas. La comparación de las condiciones laborales y sociales de 2008 con las de 2014 deja graves consecuencias en la vida de muchos ciudadanos. La parte positiva es que mientras en España la realidad de una parte de la sociedad sigue empeorando, en Balears se está revertiendo la situación. En cualquier caso, las cifras de la desigualdad reflejan una coyuntura reocupante: la renta media anual es de 26.307 euros, 4.375 menos que la de 2008. Cinco familias perdieron su casa cada día del año pasado por una ejecución hipotecaria. El 17,9% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, que en números absolutos son caso 200.000 personas. Y en 2013 había en Balears 21.522 ni-nis.

Sabemos que a pesar de la recuperación, Balears es una de las regiones de Europa con más desempleo, ya que ocupan el puesto 236 de 272, y esto a pesar de que lideran la creación de trabajo en España.

Además, Balears ha perdido más de 170 oficinas bancarias en cuatro años. Solo en Palma, hay 85 menos que en 2009 y quedan en total 1.080 en las Islas: 8 en Formentera, 103 en Eivissa, 90 en Menorca y 879 en Mallorca. La crisis y los procesos de fusión han provocado la reodenación.

En el terreno laboral, los fijos discontinuos crecieron un 29% en 2014. Durante el año pasado, Balears consiguió disminuir la tasa de paro y el paro registrado, aunque con temporalidad y parcialidad. De cada 21 contratos firmados, uno fue indefinido a tiempo completo.

El autoempleo llegó con la crisis para quedarse. El trabajador autónomo está sustituyendo al asalariado en las empresas. Los freelance actualmente trabajan por su cuenta en puestos que hasta ahora eran de asalariado. Para economistas como Llorenç Pou es malo, porque se transfiere el riesgo de las empresas a los trabajadores, pero para otros como Pau Monserrat, José María Gilgado o Jeroni Valcaneras, presidente de los Autónomos de Balears, es una tendencia que responde a un mercado laboral más ágil y más flexible.

Y relacionado con los autónomos, las estadísticas de horas trabajadas reflejan que los empresarios trabajan cuarenta horas más al mes que los asalariados.

La crisis también ha repercutido en el empleo público. De hecho, Balears ha perdido un 27% de los trabajadores de las conselleries en tres años, es decir, el recorte ha sido de 4.908 a 3.538 puestos, 1.380 menos. Y como curiosidad, la CAIB da trabajo al doble de mujeres que de hombres, mientras que el sexo masculino es mayoritario en ayuntamientos, consells y organismos dependientes del Estado.

ELECCIONES. 2015 ha sido un año marcado por las elecciones autonómicaas del 24 de mayo. Durante la campaña, la ecotasa centró el debate: PP, UPyD, Ciudadanos y el PI eran contrarios a este gravamen, mientras que PSIB-PSOE no se pronunció en su programa electoral y Podemos, Guanyem y Més lo reivindicaron con otro nombre. Una vez en el gobierno, El Económico reunió al vicepresidente y conseller d’Innovació, Recerca i Turisme, Biel Barceló; la consellera d’Hisenda i Administracions Públiques, Catalina Cladera, y el conseller de Treball, Comerç i Indústria, Iago Negueruela, quienes planifican un cambio tranquilo pero contundente. Coincidieron en señalar la necesidad de dirigir sus políticas en beneficio de toda la sociedad. Cladera admitió que es imposible cumplir el objetivo de déficit del 0,3% para 2015, y hubo consenso en que hay que refomar la Ley del Turismo, mejorar la financiación, regular el alquiler vacacional y el todo incluido y establecer un impuesto a las estancias turísticas.
Respecto al impuesto turístico, Antonio Garrigues Walker afirmó en una entrevista en exclusiva: “No creo que la ecotasa frene el crecimiento de Balears”.

ANÁLISIS POR MUNICIPIOS. Inca, Lloseta y Eivissa son los municipios con más desempleo. De acuerdo con los datos del Institut Balear d’Estadística (Ibestat), el paro se ha doblado en Balears desde 2007, y los pueblos más pequeños tienen menos paro. Asimismo, los alcaldes explicaban que se reactivan las licencias de obras y mejora el consumo de las familias a pesar de que sigue habiendo hogares que tienen problemas para pagar las facturas.

Y los pueblos más endeudados son Escorca, Montuïri y Llucmajor. La deuda viva de los ayuntamientos de Balears (con bancos y con Hacienda, no cuenta la deuda comercial) disminuyó de 840 millones en 2013 a 728 en 2014. Los dos únicos municipios que no están endeudados son Ariany y Muro.

MODELO MENORQUÍN. Menorca, la isla que históricamete conservaba mayor tejido industria, está cambiando de fisonomía. La tesis doctoral de Carolina Beltrán constata el fin de la vía menorquina de crecimiento, ya que ha pasado del equilibrio perfecto entre sectores a la supremacía del turismo. Asimismo, Beltrán apuntaba que el futuro está en potenciar el sector cuaternario (las nuevas tecnologías) y el sector quinario (la consultoría, la cultura y la educación).

Además, Menorca también destaca por el sector de la bisutería, que aunque ha perdido fuerza, emplea a 1.200 personas y en 2014 facturó 14 millones de euros. José Moreno, presidente de la Asociación de Fabricantes de Bisutería y Accesorios (Sebime), explicaba que la promoción es fundamental para mantener las ventas.

Menorca se estanca en la creación de empresas. Mientras que Balears y el resto de España han tenido unas tasas internauales superiores al 2%, la tendencia en la isla hasta finales de 2014 ha sido negativa.

Y a pesar de ello, cuenta con empresas de referencia en el calzado como Mascaró. La marca, nacida en Ferreries, ha abierto recientemente su tienda número 100. El fundador Jaime Mascaró, fallecido en octubre de 2014, fue un visionario: trabajaba como electricista por las mañanas y por las tardes montaba y vendía zapatos para bailarinas de ballet. Después de un viaje por la Península comprendió que más allá de la danza, también existía un enorme potencial en el sector del calzado de niñas, y más tarde también para sus madres. En los años 90, con la incorporación al negocio de sus hijas Lina y Úrsula, se inició la internacionalización del negocio. En 2005 lanzaron al mercado Pretty Ballerinas, que supusieron un punto de inflexión en la empresa, y en 2013 Pretty Loafers. Actualmente cuenta con 500 trabajadores en Menorca y facturó el año pasado 57,6 millones de euros.

NOVEDADES. La Incubadora d’Empreses del Parc Bit es una oportunidad de futuro. Es un organismo público que apoya a emprendedores con proyectos de base tecnológica. Alberga actualmente unos 40 proyectos y en sus ocho años de vida ha gestionado 175. Habitissimo es su caso más famoso. Ocho de cada diez ideas se convierten en empresas y de estas, el 60% sobrevive.

Además, la economía colaborativa ha aterrizado en Balears y el monocultivo turístico se reproduce también en las plataformas de consumo colaborativo: las webs de intercambio con más éxito son las de alojamiento. Precisamente en la cuestión del alojamiento, Eivissa ha legalizado más de 1.500 casas vacacionales con la aprobación del reglamento de la Ley del Turismo, la mitad de las viviendas turísticas que Pimeef calcula que hay en la isla. Y respecto a este tema, para la secretaria general de PIME Menorca, María García, “permitir el alquiler turístico reactivaría la economía menorquina”.

Aunque las cooperativas crean trabajo estable y de calidad, no son un modelo extendido en Balears. A finales de 2013 había un total de 206, que daban trabajo a 1.990 personas. Malena Riudavets, presidenta de la Federación de Cooperativas de Balears, explicaba que aunque este modelo empresarial es muy desconocido en las Islas, son pioneras en facilitar la conciliación familiar y destacan por su carácter voluntario, abierto y democrático. Todos los socios son trabajadores.

Y finalmente, la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de personas, que agrupa al sector de los recursos humanos, está presente en Balears gracias a la iniciativa de una docena de profesionales del sector en las Islas. Su presidente, Antonio Pita, recomendaba “encarecidamente” a la gente que no se siente realizada en su trabajo, que es la mitad de la población, a que pongan algún tipo de medida: formarse, tener iniciativas o promocionarse. “Las empresas buscamos a personas con iniciativa; sugiere, da otro punto de vista, tienes que aportar valor añadido”, comentó.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.